Consternación durante entrenamiento

Jugadores y cuerpo técnico de Santos Laguna tuvieron otro rostro, tras el accidente que sufrió la Sub 17. No hubo risas pero sí mucho compromiso para enfrentar este viernes a Puebla en el TSM.

Torreón, Coahuila

Esta ocasión el ambiente fue otro en el TSM, donde Santos Laguna se prepara para recibir en la jornada 3 al Puebla, encuentro a celebrarse en el Estadio Corona el próximo viernes desde las 21:30 horas.

Y es que el plantel y cuerpo técnico santista sigue consternado por el accidente que tuvo el equipo Sub-17, el pasado domingo, donde desafortunadamente perdió la vida el médico César Mora Flores, además de múltiples jugadores lesionados.

Ante este hecho, el plantel mayor entrenó por la mañana con otro rostro, no hubo risas, pero sí mucho compromiso por tratar de dejar el hecho fuera de la cancha, para hacer un buen trabajo frente al cuadro poblano el viernes.

Santos llega a este partido con la imperiosa necesidad de sumar de a tres puntos. Han transcurrido 2 fechas y apenas ha podido sacar uno, que fue empate en casa ante las Chivas en la jornada 1. Puebla por su parte, viene jugando bien y ha sumado dos empates.

El español Marc Crosas, quien salió a atender a los medios de comunicación, ya rapado y sin la abultada barba que venía mostrando en días pasados, habló sobre el desempeño de Santos en el pasado partido ante Cruz Azul, donde se perdió 2-1, además de tocar el tema del accidente del plantel Sub-17.

En shock

Sus primeras palabras fueron: "estamos todos en shock, nos fuimos enterando por mensaje y redes sociales", precisó.

Respecto si se debería de tener una norma para viajar de los equipos, Crosas precisó que no es nadie para dar tal tipo de recomendación, dijo sentirse triste por lo sucedido.

"Cuando uno viaja en carretera, el porcentaje de peligro es mayor, pero normalmente no se escuchan desgracias de estas o no nos había tocado tan de cerca, estamos muy tristes, no sólo por los daños físicos que puedan tener los jugadores, también el recuerdo que esto les puede dejar, ojalá que todos nos unamos en estos momentos para salir adelante", añadió.

Concentración complicada

Manifestó que a veces tratan de dejar los problemas extra cancha, pero el accidente les tocó a todos sus fibras más sensibles y es imposible dejarlo de lado.

"Esta vez es difícil, uno llega a entrenar, al vestidor, en el mismo comedor que llegábamos a desayunar y estaban todos los chavos de la Sub-17 y este lunes no había alguno, están todos en observación o recibiendo tratamiento, es complicado concentrarse con cosas así, pero bueno, la vida sigue", declaró Crosas.

No hubo exceso de confianza en el Azul

Pasando a lo deportivo, precisó que fue complicado ganar en el Azul con 10 hombres. Aseveró que no fue exceso de confianza.

Confirmó que el arbitraje influyó en el resultado, aunque reconoció que es complicado para el árbitro dar un juicio en segundos.

"En la cancha pensé que sí era expulsión, más que nada por el grito de Torrado, cuando chocan él y Abella, Torrado gritó muy fuerte y piensas que de verdad le ha pegado, pero bueno, creo que fue un choque entre dos jugadores, puede ser falta de uno o de otro", destacó.

"El rival salió lastimado, pero no creo que haya sido para tarjeta roja, teníamos el resultado a nuestro favor en ese momento y claro que vino a afectar, pues jugamos más de 50 minutos con uno menos", aseveró.

Los árbitros se equivocan al igual que los jugadores, la diferencia es que en el central los errores pesan a veces más.

El dato

El último triunfo que registra Puebla en Torreón data del Torneo Invierno de 1999, cuando La Franja dirigida por Mario Carrillo, goleó a Santos en el viejo Corona por marcador de 1-4, tres de los goles poblanos fueron de Martín Félix Ubaldi y uno de Jafet Soto. Por los albiverdes descontó Héctor "Pity" Altamirano.