Era necesario ganar: Chepo

El estratega santista definió a la victoria local como imprescindible para volver a tener la mentalidad de triunfo, la cual los ayudará a sumar más puntos y mejorar su posición en la tabla porcentual.  

El 'Chepo' de la Torre mencionó que alcanzar los prometidos 30 puntos, aún es posible.
El 'Chepo' de la Torre mencionó que alcanzar los prometidos 30 puntos, aún es posible. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

José Manuel de la Torre reconoció que era muy necesario para Santos Laguna volver a ganar, sobretodo en su casa, por eso valora bastante esos 3 puntos que lo vuelven a meter a la pelea por puestos de liguilla.

TE RECOMENDAMOS: Regresa la victoria a casa

Señaló que la competencia tiene una paridad muy marcada, por eso un triunfo o una derrota los puede mover de un extremo a otro.

Al terminar el encuentro, el estratega suspiró y tranquilo dio su punto de vista: "Nos acercamos a los intereses que tenemos en el torneo. Es buena la victoria en casa, fue un partido muy disputado, así lo vi yo, era rescatar una victoria en casa". 

"Los de abajo están muy cerca y los de arriba no están lejos, cualquiera le gana a cualquiera, no se puede descuidar uno, por eso el hecho de ganar en casa es importante, nos había faltado cerrar bien, porque sumábamos pero no de la manera como debíamos ni de la manera como se habían dado los partidos", dijo.

Considera que este es un triunfo para el grupo y les permite quitarse el estrés que se había acumulado en otros partidos. 

"Nosotros tuvimos un par de llegadas para haber terminado más tranquilos, pero es parte de la presión de Gallos, ellos hicieron su partido, insistieron y midieron cualquier error de nosotros para aprovechar de acuerdo a sus características".

En cuanto a la meta de hacer 30 puntos en este torneo, De la Torre expuso:

"Está entre los objetivos que nos propusimos, está dentro de las matemáticas y además eso nos ayudaría para estabilizar la situación porcentual para el próximo torneo".

El partido más flojo para Gallos

Jaime Lozano señaló que este partido ofrecido ante Santos ha sido el más flojo desde  que se hizo cargo de la dirección técnica.

"Es normal, hasta cierto punto, que algún jugador no salga tan bien como normalmente venía, es carga de trabajo la que tienen los jugadores, no fuimos tan claros, tuvimos la pelota, pero no supimos aprovechar.

Este equipo había tenido contundencia, ahora nos fuimos en blanco, sin esa concentración es difícil hacer puntos", declaró el timonel.Desde su perspectiva, se dio un partido que no era el que esperaba, "creo que ni Chepo ni yo por los nombres, por los planteles.

"Gallos tuvo la última jugada, un centro, pero fueron pocas las acciones donde tuvimos peligro".

Pensé que iba a ser un juego mucho mejor, más ameno para los que vinieron a la tribuna y los que lo vieron en su casa, estuvimos más amarrado, así lo sentí yo; hay que trabajar levantar la cabeza y buscar ganar los siguientes partidos".

Se dijo tranquilo, pero en su profesión considera que se puede ganar un partido y estar bien al otro día en la semana ya se deja de estarlo, "mientras ese estrés no bloqué, hay que aprende a vivir con él.

Fue el partido más flojo que hemos tenido, no fuimos arrollados por Santos, que por historia es fuerte en su casa, aunque me voy tranquilo, saber que juegos como estos hay que tratar que sean los menos posibles". 


rcm