Doblete de Benedetto que valió triunfo de América

Las Águilas vencieron dos a cero a Santos en el Corona, con rabieta y expulsión incluida de Pedro Caixinha, Los Guerreros suman cuatro derrotas en tan sólo cinco fechas.

Torreón, Coahuila

El campeón ya ni en su casa manda, ahora fue superado por el América 0-2 y sumó cuatro derrotas en sólo cinco fechas del torneo Apertura 2015. Benedetto fue el verdugo con sus goles y Marchesín esta vez no pudo ser el héroe.

Es la tercera derrota para los laguneros en su cancha, donde ya no pesan y eso está comenzando a preocupar, sobre todo ante la falta de contundencia, mientras que las Águilas ligaron su tercer triunfo al hilo.

El juego

En todo el partido, Santos hizo el gasto y América los goles. Parece que a los laguneros se le está haciendo costumbre remar contra la corriente, pero eso ya causa estragos en el equipo que con el desgaste anímico y emocional se la juega al límite y los árbitros ya no perdonan.

Santos se hizo del balón desde el arranque del partido y mantuvo el juego en el medio campo americanista. Al minuto 9, en una diagonal al área para Djaniny Tavares, el de Cabo Verde remató a pocos metros del arquero, quien logró rechazar para salvar su arco.

América, muy paciente, esperó el momento de tirar largo para Benedetto y Oribe Peralta, aunque muy cauteloso y sin arriesgar, porque no quería descuidar a los atacantes de Santos.

América tuvo su primer acercamiento de peligro al 19', Paul Aguilar por derecha mandó centro raso que Benedetto remató con el tacón, el balón pasó rozando el palo izquierdo de la meta de Agustín Marchesín.

Con lo cerrado del partido, la tensión comenzó a sentirse en algunos jugadores, aparecieron las faltas con reiteración de ambos lados, situación que derivó la expulsión del técnico de Santos, Pedro Caixinha, por un reclamo ante las mañas americanistas al impedir el cobro inmediato de una falta.

Al 24', 'Quick' Mendoza por derecha, con pierna izquierda mandó tiro cruzado que exigió a Moisés Muñoz con un lance espectacular.

Una jugada polémica surgió al minuto 30, en un balón filtrado al área para Andrés Rentería, quien adelantó el balón ante la salida del arquero, con quien tuvo un ligero roce; el colombiano pedía penal y lo que recibió fue amonestación. Al 32' Araujo anticipó a Marchesín, peinó el esférico y por poco la mete en propio arco.

Al 35', un contragolpe lagunero no terminó en gol porque el Quick Mendoza no supo qué hacer a la hora de definir, se escapó, hizo túnel a Ventura Alvarado, se enfiló al área y sacó remate que se fue por encima del arco, cuando tenía abierto y sin marca a Tavares.

Las Águilas que no llegaban con claridad, al 39 se encontraron con la jugada que les cambió el panorama. Darío Benedetto recuperó un rebote, fuera del área, cargado al lado derecho, se abrió espacio, vio al arquero y sacó tiro colocado cerca al palo derecho de Marchesín, quien se sorprendió y por más que se estiró no pudo llegar, América ganaba 0-1.

Caixinha mandó a la cancha a Rabello y Escoboza en sustitución de Ceballos y Mendoza. De inmediato se hizo notar Bryan con un centro al corazón del área, donde Tavares completamente solo remató con la cabeza, pero desviado.

Al 49', Néstor Araujo salvó su meta tras un centro peligroso que el defensa cortó antes de que le llegara a Oribe, aunque salió lastimado de la pierna izquierda, aunque al 62' tuvo un remate en el área americanista que no aprovechó.

Al 66', los capitalinos tuvieron un tiro libre cargado al sector izquierdo, Osvaldo Martínez puso el balón en el corazón del área, donde remató Oribe Peralta con la cabeza, Marchesín hizo una gran atajada, pero el balón salió elevado y de atrás llegó Benedetto para mandar con la cabeza al fondo de la red y poner el 0-2.

Santos quedó frustrado y con el tiempo en contra para hacer algo. Bryan Rabello cobró al 81' un tiro libre, puso el balón apenas encima del travesaño.

Darwin al 88' se enfiló solo hacia el arco santista y en mano a mano con Marchesín el argentino fue quien ganó al detener el remate.

Santos no tuvo tranquilidad en el cierre, insistió en los minutos restantes, no tuvo idea ni buenos balones al área, ante una defensa bien ubicada. Ahora buscarán recuperarse en una difícil visita al nuevo estadio del Monterrey.