Barras unidas por el bien de los Guerreros

El programa "Somos Santos" tuvo como invitados especiales a los dirigentes de las dos porras laguneras, "La Komún" y "La Tribu", quienes compartieron sus experiencias.

Magda Tovar, líder de "La Tribu" y Cristian "El Pachón", dirigente de "La Komún" fueron los invitados del programa.
Magda Tovar, líder de "La Tribu" y Cristian "El Pachón", dirigente de "La Komún" fueron los invitados del programa. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

En esta edición de "Somos Santos", el Club y Multimedios Laguna le dio un espacio a esos grupos de animación que apoyan incondicionalmente al equipo a pesar de toda adversidad. Como invitados especiales estuvieron los líderes de las barras más emblemáticas del equipo, "La Komún" y "La Tribu".

Este programa fue especial porque se reconoció la labor de quienes hacen sacrificios monetarios, familiares y demás, apoyan al equipo incondicionalmente en casa y fuera de ella.

"Caímos en ese bache de tener un equipo ganador, qué bueno que Santos está en ese nivel, pero queremos que se apoye con todo".

Como principales invitados se contó con Magda Tovar, líder de la barra "La Tribu", así como de Cristian "El Pachón", dirigente de "La Komún", así como Guillermo Montoya, titular de la gerencia de inteligencia de mercados de Santos Laguna.

"Su mentalidad es apoyar los 90 minutos, ande bien o mal, nuestro deber o con lo que venimos en mente es apoyar, hay quienes andan bien y ahí están, cuando andan mal se retiran, le dan la espalda, nosotros no", opinó Magda Tovar.

"El Pachón" comentó, "nosotros no abandonamos al equipo, para eso estamos, para que la gente también se contagie, venga y lo apoye".


Se habló de los sacrificios que tiene que hacer un integrante de una barra, desde el monetario, como el del tiempo. "Son muchos, buenas experiencia, buenas y malas, mi familia lo entendió y aquí estamos apoyando al equipo", dijo Tovar.

Para "El Pachón", la gente sataniza a las barras, se tiene un concepto equivocado de estos singulares grupos de animación. "Nos critican mal, una barra es venir a alentar no a pelear, no hay que pelear con rivales ni locales, nosotros vamos a apoyar, no queremos pelear, la idea es estar ahí los 90 minutos para el equipo".

La noche de este lunes se confirmó la teoría de que el desempeño del equipo, afecta las vidas de los fieles seguidores santistas. "Cuando pierde el equipo, tu semana es pésima, en tu trabajo o casa, es muy difícil cuando en verdad te entregas a tu equipo", mencionó Magda, quien señaló además que aquellos tiempos de choques violentos entre ambas porras han quedado atrás.

"Más que nada pienso como de lado de la Tribu, como de la Komun, ha quedado atrás, si ha habido uno que otro rayado que viene a provocar, pero se las ve con la policía, del lado de la Tribu no creo que pase nada, la labor es apoyar al equipo".

A tal grado que cuando toca apoyar al equipo de visitante, los miembros de ambas barras se mezclan y no ha pasado incidente alguno. "Yo los invito a que vayan a un partido de visitante, antes estábamos separados, en partidos fuera, va gente de Santos que es lo que importa, el juntarnos ya se ha hecho fuera", dijo Tovar.


"Aquella vez del descenso, la afición estaba muy involucrada y ahora parece que caímos en la comodidad".

El juntar a las barras en el Corona pasa por un tema directivo, más que falta de voluntades de sus integrantes. "Es un tema de seguridad del club, estamos en distintas zonas, nosotros acatamos las órdenes de la directiva, ya si Magda está dispuesta para que se junte la Tribu con la Komun, sería excelente", dijo "El Pachón".

A manera de sugerencia, un espectador presente en el Auditorio Orlegi del TSM señaló que se debería tener un cántico único y no repetir los mismos que todas las barras del país dicen.

"Idea de hacer una dinámica en redes, para sacar un canto que identifique, que se distinga a un club por eso, algo original, un grito de batalla y no el que todas las barras cantan".

El canto aislado de las barras se escucha en el estadio, lo ideal es que todos los aficionados se contagien y apoyen de la misma manera, volver a ser la Casa del Dolor Ajeno.

"Que los aficionados se involucren, que seamos uno mismo, si el club nos da la oportunidad de que nos unamos, adelante, en el partido pasado las dos barras sin ponernos de acuerdo, cantamos la misma canción y se escuchó muy bonito, es cuestión de unir voluntades", dijo Magda.