Guerreros sin brújula

Santos Laguna este domingo sufrió un doloroso revés, Morelia lo goleó 2-4 y lo deja en medio de serias dudas en la dirección técnica, que no ha sido capaz de hacer funcionar a su plantilla.

Dos derrotas y un empate para Santos.
Dos derrotas y un empate para Santos. (Mexsport)

Torreón, Coahuila

Santos Laguna no tiene pies ni cabeza, no encuentra la brújula y en tres fechas acumula dos derrotas y un empate.

Este domingo sufrió un doloroso revés, Morelia lo goleó 2-4 y lo deja en medio de serias dudas en la dirección técnica, que no ha sido capaz de hacer funcionar a su plantilla.

Este resultado derivó en severas críticas de los aficionados, quienes al final pidieron la salida del técnico Luis Zubeldía, pues a pesar de las ausencias por lesión, la gente siente que tiene equipo para mucho más.

El partido

Se suponía que para la segunda mitad vendría una reacción albiverde, pero fue el equipo purépecha el que salió mejor a la cancha.


Santos se paró con Armenteros acompañando a Molina en la recuperación, el técnico Luis Zubeldía dejó en la banca a Diego de Buen, mientras que Ulises Dávila trabajó por el centro del campo, fuera de su zona habitual.

Los primeros minutos fueron de estudio, sin mucho para ofrecer, hasta que Jonathan Rodríguez despertó al arquero Carlos Rodríguez con un disparo lejano, que desvió con apuros por encima de la cabaña.

Aunque Monarcas comenzó a encontrar el modo de llegarle Santos por los costados y así fue como encontró el gol al minuto 22, cuando Cristian Penilla se escapó por sector derecho, tuvo tiempo para pensar la jugada y decidió enviar centro preciso al corazón del área, donde Diego Valdez sobre la marcha cabeceó al filo del fuera de lugar, venciendo a Marchesín para el 0-1.

Santos se llenó de dudas, no se sentía cómodo y comenzó la presión de los aficionados, que en la rechifla enviaban el mensaje al equipo por el disgusto por ese desempeño.

Kristian Álvarez jugó al filo al carecer de velocidad estando en constante mano a mano con Jefferson Cuero, además de haber recibido tarjeta amarilla desde el minuto 5. Monarcas se dio cuenta de esa debilidad santista y buscó penetras más por esa zona.

Santos se exigió, apretó y por fin disparó al arco a través de Ulises Dávila, aunque apenas desviado del arco de Rodríguez.

Zubeldía hizo un cambio que sorprendió, metió a la 'Rata' Bravo y sacó al lateral Álvarez. Sandoval tomó el lateral derecho.

Las muestras de desesperación aparecieron, los pelotazos hasta que decidieron armar una jugada por el centro con el recién ingresado Martín Bravo, quien condujo eludiendo rivales, enfiló al semicírculo, amagó disparo, pero cedió a Jonathan Rodríguez y en los linderos del área el uruguayo sacó cañonazo que dejó parado al arquero para el 1-1 al 39'.

Eso era lo que esperaba la afición santista de su equipo, aunque poco le duró el gusto, pues al 42' llegó el segundo de Monarcas, en una jugada en la que Penilla mandó servicio para Raúl Ruidiaz, quien metió el cuerpo para sacar de la jugada al zaguero Néstor Araujo y con tiempo y espacio, desde las afueras del área el peruano impactó con pierna derecha, puso el balón en el travesaño y luego en la red para el 1-2.

Para Santos fue un duro golpe del que trató de levantarse de inmediato y no cayó el empate gracias a la reacción del arquero Rodríguez, quien sacó con el pie un cabezazo de Armenteros.

Se suponía que para la segunda mitad vendría una reacción albiverde, pero fue el equipo purépecha el que salió mejor a la cancha.

Al 51', el chileno Diego Valdez logró darse la vuelta en el área ante la floja marca de Araujo para servirle en bandeja de plata a Raúl Ruidiaz, quien remató solo y aunque le desviaron, fue suficiente para superar a Marchesín y poner el 1-3.

El desconcierto albiverde regresó, tuvo que reacomodar mientras los visitantes apostaron al contragolpe.

Pero la inercia de Santos lo llevó a marcar el segundo al minuto 74, en saque de esquina por la punta izquierda que cobró Ulises Dávila y que remató con la cabeza Carlos Izquierdoz lejos del alcance del arquero, para el 2-3.

Había esperanza lagunera, pero una vez más Morelia reaccionó de inmediato, pues al 80', tras un balón rechazado le quedó solo a Jefferson Cuero, quien tuvo tiempo para pasarle con ventaja a Raúl Ruidiaz, quien sólo desvió para marcar el 2-4.

Totalmente desconcertado, Santos estuvo expuesto a más goles. Izquierdoz perdió en la salida, Marchesín estaba muy adelantado y Diego Valdez trató de techarlo, pero puso el balón en el travesaño.

Santos por orgullo propio se fue por el tercero, Martín Bravo sacó disparo al poste, ya cuando era muy tarde para una reacción.