'Lluvia' de emociones en el Corona

Primero tranquilidad por ir con ventaja, luego desesperación con el empate y finalmente la euforia por el triunfo, vivieron los aficionados de Santos Laguna.

Santos se coronó en la CopaMX al vencer a Puebla en penales
Santos se coronó en la CopaMX al vencer a Puebla en penales (Mexsport)

Torreón, Coahuila

Las condiciones del partido fueron muy poco comunes siendo la Comarca Lagunera, la lluvia copiosa estuvo presente desde  horas antes del encuentro y eso provocó que la tribuna del estadio comenzara a poblarse hasta una hora antes del arranque de las acciones.

Quienes hicieron su agosto fueron los vendedores de hules e impermeables, muchos esperaban a que se acercara la hora de inicio para bajar de sus automóviles y retrasar un poco el mojarse.

Lágrimas por la emoción corrieron entre las gotas de la lluvia, los abrazos y gritos de Santos Campeón, se escuchó por todos los rincones del Territorio Santos Modelo.

En la cancha, los equipos saltaron a calentar, los poblanos más acostumbrados a jugar bajo la lluvia, pero en Santos había concentración total, porque lo mojado del césped era lo de menos, estaban comprometidos a darle una gran satisfacción a su público, fuera o no exigente.

El trofeo quedó a la vista cerca de las bancas, después fue trasladado cerca del túnel de salida de los equipos, los cuales aparecieron muy concentrados, sin voltear a ver la Copa.

Carlos Darwin fue el último de la fila albiverde, como elevando una plegaria. Se entonó el Himno Nacional, un momento emotivo que contagió a la gente que para entonces ya había mejorado la entrada, pero todavía lejos de convertirse en un lleno, aunque subió notablemente al comienzo de las acciones.

Santos salió con su playera tradicional, con pantaloncillo negro, el Puebla también con su tradicional franja, pero invertidos los colores, con el azul predominante en playera y short.

En la primera mitad, los aficionados no sintieron preocupación alguna, como seguramente tampoco la sentía hasta entonces el cuadro albiverde, pero la segunda mitad tuvo sus omentos cambiantes.

Santos no definía el encuentro, lo cual mantenía a la gente al filo de la butaca, pues los camoteros ya mostraban otra actitud y le estaban llegando a Julio González.

Santos no definía el encuentro, lo cual mantenía a la gente al filo de la butaca, pues los camoteros ya mostraban otra actitud en el segundo tiempo.

El empate fue a plasmar ese temor, pero Calderón, otras veces abucheado, ahora se ganó la ovación al hacer el gol que ponía nuevamente adelante a los laguneros.

Aunque poco duró el gusto, porque vendría el empate con tanto de Noriega y con tan poco tiempo en el reloj, era inminente llegar a la definición en los tiros penales, donde había ciertas dudas sobre el guardameta santista, hasta que desvió el cobro de Acosta y con el tiro al palo del ex santista Paco Torres, el cancerbero de Santos fue llamado héroe.

Lágrimas por la emoción corrieron entre las gotas de la lluvia, los abrazos y gritos de Santos Campeón, se escuchó por todos los rincones del Territorio Santos Modelo, en una noche que tuvo más emociones de lo esperado, una noche inolvidable que era justo y necesario vivirla en la Casa del Dolor Ajeno.

La gente tardó en desalojar la grada y en las salidas del estadio, el gusto, la emoción y felicidad de la gente hacía soñar también con poder estar en liguilla dentro del Apertura 2014.