"Pulpito" firme con la camiseta albiverde

Diego González aclaró dudas de la afición en 'Somos Santos'. Señaló que no le pasa por la cabeza irse a Argentina o algún equipo de México, está cómodo aquí, contento y tranquilo.

Torreón, Coahuila

Diego “Pulpito” González aprovechó los reflectores en el programa 'Somos Santos', transmitido en vivo este lunes desde el Auditorio Orlegi del TSM, para despejar las dudas de los aficionados y de los panelistas.

Manifestó que la crítica le llegó a afectar, pero con trabajo y buenas actuaciones ha estado revirtiendo las circunstancias, cambiando abucheos por aplausos y este lunes hasta club de fans tuvo en el Auditorio.

Representando a la afición, estuvo el aficionado abonado, Enrique Guerrero, quien tuvo largas intervenciones y muy atinados comentarios.  

“Estoy contento, con el cariño y cómo se brindaron en todo momento conmigo y con mi familia, que para mí es lo más importante y eso te facilita venir a entrenar. Apoyan mucho y alientan y para uno que viene de fuera, es muy importante tener una afición como la nuestra, por eso corremos y dejamos todo en la cancha".

“Quizás, uno que ya está más maduro, sabe de qué se trata este deporte, así entiendo y así se ve de lo que puede pensar uno. Es un trabajo donde alimento a mis hijos, es mucha responsabilidad representar la camiseta de donde como yo y mi familia.

Conseguimos el título luego tuvimos un semestre que no pudimos conseguir un objetivo tan fácil que era un triunfo en casa”, comentó en su primera intervención González.

Dijo estar contento con su paso en Santos. “Es una liga que me siento cómo y bien jugando, me tocó tener tres técnicos y los tres me dieron confianza y el respaldo y jugar muchos partidos y les estoy agradecido, el primer semestre que tuve ni yo lo esperaba, llegar y anotar goles, porque soy un jugador que ocupa una posición mixta en el miedo campo y mi trabajo por ahí puede pasar desapercibido”.

Sobre las críticas por aquellos aficionados que no estuvieron de acuerdo en su manera de jugar, señaló que, “hay que estar fuerte cuando viene la crítica y tranquilo cuando vienen los elogios, eso te lo da el tiempo, estoy contento de estar en este equipo que me ha brindado lo mejor, trato de dar lo mejor cada semana por la confianza y el amor que me brindan”.

Enrique, el aficionado abonado, cuestionó y a la vez elogió el desempeño de González en la cancha, quien por lo general hace un trabajo no tan vistoso.

“Sí todos pensáramos como usted, sería distinto, ver las cosas de otro panorama, con frialdad, ver al jugador como se desempeña en el campo y no con pasión, pero así es el futbol, es pasión, hay críticas positivas y negativas.

Las criticas las tomo de la mejor manera, sean buenas o malas, siempre y tratando de construir algo positivo, hay que estar tranquilo y sereno, para que las cosas vayan bien y el equipo mejore cada día”, aseguró.

El buen desempeño del equipo, se debe a una filosofía de juego, el ir con todo en cada partido, sea de local o visita.

“Nosotros desde el primer día que llegó Luis, nos propusimos salir a todas las canchas por los tres puntos, veníamos de un semestre malo, pensamos en no correr riesgos y seguir ganando, pensar en la institución, que este en primera y darle alegrías a la Comarca, nos propusimos mejorar la porcentual y salir a ganar en todos los estadios de la misma manera que en casa.

Se vio ante Cruz Azul en el primer tiempo, así que después nos encontramos con el gol y después se demostró un equipo maduro, esperamos, nos hicimos fuertes y ganamos”, declaró.

"Yo estoy enamorado de Argentina, es mi país, he venido acá a México y estoy agradecido de estar aquí. Tengo una nena extraña a sus abuelos, a sus tíos. Uno quiere volver y estar con la familia, pero jamás viajé a México para que me dejaran ir, ni reuniones con los dirigentes, trato de estar aquí y mentalizarme acá y ayudar a conseguir una estrella a la institución”, dijo.

Restan tres partidos, que son como tres finales, Santos busca colocarse lo más arriba en la tabla.

“Tratar de mantener la regularidad y después pensar en los tres partidos que restan, buscamos la mayor cantidad de puntos, como sea, el futbol demanda los resultados y los puntos.

Podemos llegar a sentirnos bien jugando, pero sin puntos, el cuerpo técnico corre peligro. Queremos jugar bien y lindo, y ganar, pero a veces no se puede todo junto, queremos ganar que es lo importante”.

Aprovechó para aclarar algunas dudas de los aficionados en las redes sociales. “Hubo una confusión, se decía que yo me quería ir de aquí y que por eso no jugaba como cuando llegué, se han dicho barbaridades, estamos expuestos a esas situaciones, obviamente te afecta que te critiquen o te insulten, pero los tomo como tal, no puedo salir a enfrentarme con algún aficionado, trato de escuchar y hacer oídos sordos”, aclaró.

En Santos quisiera estar siempre.

“No me pasa por la cabeza irme, o pensar en irme a Argentina o algún equipo de México, estoy cómodo aquí, contento y tranquilo, tengo una vida sana y buena, he hecho amigos fuera del club, es my lindo, no me pasa por la cabeza un equipo en particular”, concluyó.