Cierran filas para juego final del torneo

La semana está por terminar y con el partido decisivo casi encima, Santos ajusta los últimos detalles. Djaninny se entrenó al parejo hoy y el jueves llegarán los seleccionados Alanís y Adrete.

Entrenamiento de este lunes en el TSM.
Entrenamiento en el TSM. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Santos Laguna ha cerrado filas para enfrentar el partido del próximo sábado ante el Puebla, es la última llamada para Pedro Caixinha y compañía en este torneo para alcanzar la calificación.

La escuadra albiverde trabajó este miércoles a puerta cerrada en el TSM, ya con la reincorporación del caboverdiano Djaniny Tavares, quien regresó de la convocatoria con su selección, mientras que los seleccionados mexicanos Oswaldo Alanís y Adrián Aldrete estarán presentes en la práctica de este jueves.

El trabajo realizado consistió en ejercicios de circulación de balón e interescuadras, nada definido aún hasta que el grupo esté completo y el estratega pueda definir quién está en mejores condiciones para ser titular el sábado en el Estadio Cuauhtémoc.

"Si no se califica es un fracaso, hay que tener los pantalones bien puestos para aceptarlo, estamos en una institución donde no calificar sería un fracaso, así que ni ganar la copa o haber tenido un buen inicio de torneo salvaría lo demás."

Al final de la práctica, el volante Juan Pablo Rodríguez reconoció que nunca imaginó que llegarían a estar en las circunstancias en las que se encuentran hoy en día, peleando la calificación en la última jornada, sin depender de sí mismos.

"No lo imaginamos, entre los planes al inicio del torneo estaba entrar a liguilla, lo que pasaba por nuestra cabezas es estar entre os primeros cuatro, pero este torneo ha sido irregular, iniciamos bien, luego caímos en una etapa donde no conseguíamos puntos, que nos alejaba de calificación, ahora estamos dependiendo de ganar y la combinación de otros resultados".

De no lograr el objetivo, este sería el tercer tornero de 10 en la era de Alejandro Irarragorri que no logre la calificación, además rompería la racha de tres torneos llegando a semifinales.

"Este equipo está hecho para estar en los primeros planos, ahora tenemos 90 minutos ante puebla donde hay que dejarlo todo para ganar, después sabremos si alcanzó".

Ante las ausencias que el Puebla presentará para este compromiso, el 'Chato' dijo: "No vamos a ver quién juega o no, vamos a ver lo somos capaces de hacer, lo que nos corresponde, porque quien juegue lo hará porque se ha ganado un puesto y es capaz como cualquiera".

"Vienen 90 minutos en los que nos jugamos el torneo comenzamos muy bien, ya caímos en mala racha, ahora estamos a 90 minutos de salvar el torneo. Vamos con la convicción de ganar, sea con un gol al primer minuto o al 90, para entonces que ya sabremos el resultado del León y cómo estará el panorama", agregó.

Este jueves vuelve el cuadro santista al trabajo a las 10:00 horas, también a puerta cerrada en las instalaciones del TSM.