Afición se queda con las ganas de ver sus campeones

El equipo llegó a las 3:15 de la mañana a Torreón, donde desde dos horas antes los esperaban para festejar. Algunos se desesperaron y se fueron, otros aguardaron pero el equipo salió por otra puerta.

Torreón, Coahuila

Con las ganas se quedaron centenares de aficionados que aguardaban al nuevo Campeón del Futbol Mexicano a las afueras del Aeropuerto Internacional de Torreón.

El equipo llegó pasadas las tres de la mañana, de la pista fue sacado el plantel en camiones, no pudiendo los aficionados tener siquiera contacto visual con sus ídolos.

Tras darse cuenta que gente del equipo era sacada del lugar tratando de pasar desapercibidos, muchos molestos, empezaron a irse a sus hogares.

En el estacionamiento del Aeropuerto se concentraron al menos 400 personas, quienes apostaron por la desvelada a pesar de que este lunes había que laborar o a estudiar.

La llegada del equipo se tenía planeada para las 2:20 horas, antes de esa hora, afuera del aeropuerto se concentraban autos, camionetas, motos y hasta bicicletas, todos esos vehículos transportaban a los fieles aficionados que se desvelaron para acudir a recibir a su equipo entre cánticos y porras.

Familias enteras, niños y jóvenes se pudieron apreciar entre la multitud.

El lugar era resguardado por al menos 50 guardias de seguridad privada, así como elementos de la Policía Municipal, Estatal y Militar.


Todo el personal de seguridad, cuidaban uno de los dos accesos principales a la terminal aérea, donde se suponía, iba a salir el equipo y donde se pusieron vallas y cintas amarillas.

Cantando, saltando y ovacionando, toda una fiesta se vivía en el estacionamiento del lugar. Banderas, cornetas, matracas y hasta la sirena que se escucha durante los partidos delocal, estuvo haciendo ruido.

La gente que esperaba de pie, de a poco se empezó a desesperar, pasaba más de una hora y no había señales, siquiera de la llegada de un vuelo.

Alrededor de las 3:15 horas, la gente empezó a abandonar el lugar. De pronto se escuchó la turbina de un avión, era el que transportaba al equipo que estaba por aterrizar.

Hubo quien regresó corriendo, sólo para darse cuenta que no saldría el equipo por una de las puertas principales del aeropuerto.

Afuera se concentraban autos, camionetas, motos y hasta bicicletas, todos esos vehículos transportaban a los fieles aficionados que se desvelaron para acudir a recibir a su equipo entre cánticos y porras.

En el acceso al área de hangares, se apreció movimiento de camionetas, la gente corrió hacía ese extremo. Tras darse cuenta que gente del equipo era sacada del lugar tratando de pasar desapercibidos, muchos molestos, empezaron a irse a sus hogares.

Sólo unos cuantos fieles se mantuvieron hasta el final, cuatro camiones se apreciaban saliendo del hangar, uno de ellos, el oficial del equipo.

Un acceso al aeropuerto alejado de la terminal, fue por donde salieron, algunos jugadores al menos saludaron por la ventana, sin embargo y a pesar de que los aficionados acudieron a recibirlos, nadie bajó y el equipo fue escoltado por vialidad, policía estatal y municipal, al TSM, donde se dijo, se tenía preparado un convivio, donde estaría el plantel y sus familias.