Llegar a ser líder los ilusiona, más no los ambiciona

Juan Pablo Rodríguez, volante del Santos,  así lo expresó, ante la posibilidad que tienen de llegar a los primeros puestos al ganarle al Tijuana  en su próximo encuentro del viernes.


Juan Pablo Rodríguez recordó que hace un año fue la balacera en el TSM.
Juan Pablo Rodríguez comentó lo bien que se encuentra el equipo tras la victoria obtenida en el Tec. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

La tarde de este jueves, el equipo santos Laguna viajará a la fronteriza ciudad de Tijuana, donde la noche del viernes se medirá ante los Xolos dentro de la Jornada 9 del Torneo Apertura 2014 de la Liga Mx.

La escuadra albiverde trabajó la mañana de este miércoles en las instalaciones del hotel donde se hospedaron en la ciudad de Monterrey y en el Colegio Irlandés, todo en un gran ambiente de camaradería que dejó la victoria sobre Rayados en la Copa Mx en el Estadio Tecnológico.

Los jugadores que tuvieron mayor participación en el encuentro ante Rayados, llevó a cabo ejercicios de recuperación física en el gimnasio aledaño al hotel de concentración, donde realizaron actividades de bicicleta y alberca.

Rodríguez comentó en conferencia de prensa lo bien que se encuentra el equipo.

El resto del plantel se trasladó a las instalaciones del Colegio Irlandés, donde llevaron a cabo dinámicas técnicas y futbolísticas.

Al final de la práctica, Juan Pablo Rodríguez comentó en conferencia de prensa lo bien que se encuentra el equipo tras la victoria obtenida en el Tec.

Señaló que se dio un paso importante, pero que todavía falta cerrar con broche de oro en casa y más que el resultado, tener un funcionamiento igual o mejor que el que se tuvo la noche del martes.

“El equipo entendió las dos facetas del partido, se defendió bastante bien y atacó cuando se tenía que atacar, somos un equipo muy equilibrado, desgraciadamente por fallas individuales íbamos perdiendo, pero no era justo el resultado en el primer tiempo”, resaltó.

Ahora van a retomar la Liga ante un cuadro de Tijuana que necesita puntos con urgencia, que en su cancha es peligroso.

“Es una cancha sintética que ellos conocen a la perfección, a cualquier rival se le complica la adaptación, pero creo que con lo que venimos haciendo, con la manera de entregarnos y que estamos asimilando de cada quien poner su granito de arena para que los resultados salgan a flote, tenemos muchas posibilidades de traernos los tres puntos, seguir peleando la punta que es lo que Pedro (Caixinha) quiere, lo que nosotros anhelamos y es lo que vamos a buscar”, expuso el volante.

En cuanto a la posibilidad acercarse a los líderes de la competencia, el ‘Chato’ admitió que sí les ilusiona, pero no los ambiciona.

“El equipo entiende la necesidad de sumar puntos para estar dentro de los primeros ocho y pelear el título, si a consecuencia de los resultados y de la suma de puntos podemos aspirar al primer lugar general sería magnífico”, expresó.

Ahora van a retomar la Liga ante un cuadro de Tijuana que necesita puntos con urgencia.

Para continuar su racha positiva, Juan Pablo consideró que Santos necesita no creérsela.

“Muchas veces nos ha pasado que sumamos ciertos partidos sin derrota y creemos que somos los mejores, lo importante ahora es seguir jugando y entregándonos de la misma manera, pensar que podemos calificar lo antes posible para así pelear un título”, compartió.

Por otro lado, el atacante Javier Orozco dijo que siempre es bueno ganar y más de visita, “hemos estado haciendo las cosas muy bien, ahora en la Copa sabíamos que teníamos que ganar este partido para seguir adelante y tratar de ganar el de Vuelta en casa, reafirmar lo que estamos haciendo bien y pasar de ronda que es lo más importante”.

Acerca del duelo contra Xolos, considera que es difícil jugar en su cancha sintética, pues “era más difícil la pasada, ahora que la remodelaron es un poco diferente, ellos están acostumbrados pero de igual manera tenemos que hacer un buen partido allá”.

Santos Laguna trabajará este jueves a las 10:30 en el Colegio Irlandés de Monterrey y a las 16:35 horas, emprenderá su camino a la ciudad de Tijuana.