Afición guerrera espera una 'santa remontada'

Sesenta integrantes de la porra viajera llegaron al Estadio Hidalgo y fueron recibidos con chiflidos así como consignas de los seguidores de Pachuca sin mayor problema.

La porra viajera
La porra viajera (Alejandro Alvarez)

Pachuca, Hidalgo

El Dios Tlaloc no impidió el lleno en las tribunas del Estadio Huracán de Pachuca, escenario testigo del partido de ida de las semifinales en la Liga Mx.

Un día antes, el pronóstico del tiempo anunciaba lluvia y fue certero. Horas antes de arrancar el encuentro programado a las 20:30 horas, se presentó una tormenta con actividad eléctrica, aun así, en las taquillas del Huracán, la gente seguía formada en busca de una entrada.

Llegada la hora, la venta de bufandas, banderas y fotos de los ídolos tuzos estaban a todos lo que da.

Todo quedará en la vuelta, donde seguramente la afición lagunera confiará en la remontada, la "Santa Remontada".

Gran rechifla causaron los cerca de 60 aficionados de Santos Laguna que hicieron el viaje desde la Comarca Lagunera.

Cuando bajaron del autobús, fueron objeto de consignas, pero sin repercusión, ambas porras se mostraron respeto, sabedores que esto es futbol, que aunque a veces las pasiones se desbordan, ésta vez no fue la ocasión ni el momento.

A una hora del inicio del partido, la lluvia se hizo más fuerte, haciendo que los aficionados se refugiaran en las partes altas.

El cielo se llenó de color con los fuegos artificiales, Chacón pitó el inicio del encuentro.

Familias enteras se sobrepusieron a la incesante lluvia y trataron de disfrutar el partido. Por su parte, en una esquina del estadio, fieles a su costrumbre, la porra viajera del equipo lagunero no paró de apoyar.

Fue el cuadro local el de la iniciativa y el que hizo estallar en emoción con la primera anotación del partido. Tras un primer tiempo de grandes emociones para el local, no así para el visitante.

Faltaba la cereza en el pastel, la segunda anotación, con el cual el cuadro local se dio por bien servido.

Peralta, Quintero y compañía, pelearon hasta el final como auténticos guerreros, sin embargo, la condición de la cancha llena de agua y con algunas encharcaciones, aunado al buen accionar de los Tuzos, no permitió que Santos lograra un mejor resultado.

Por ello, todo quedará en la vuelta, donde seguramente la afición lagunera confiará en la remontada, la "Santa Remontada", drama al cual ya está acostumbrado el aficionado albiverde.