Chivas por fin festejó en el TSM

Con un operativo de seguridad especial tras los hechos ocurridos ante Tigres, las aficiones albiverdes y rojiblancas convivieron de manera pacífica en el Estadio, aunque la alegría se fue a tierra jarocha.

Las porras de Santos y Chivas convivieron de manera pacífica y sin problema en el partido de este viernes en el TSM.
Las porras de Santos y Chivas convivieron de manera pacífica y sin problema en el partido de este viernes en el TSM. (Aldo Chairez Villegas)

Torreón, Coahuila

El partido que estaba en duda celebrarse con público en la tribuna, por los disturbios del partido ante Tigres, finalmente se llevó a cabo.

Y pareciera que esos hechos, que tienen aún a seguidores del conjunto felino en la cárcel, han servido de advertencia dos semanas después, porque el comportamiento de las porras de Santos y Chivas no dio problemas a la seguridad del estadio.

Desde muy temprano la gente vestida de verde y blanco, así como de rojo y blanco, arribaron al TSM en total calma, entremezclados y sin problema alguno fueron ingresando al estadio.

Otros acompañaron a Oswaldo Sánchez en la ceremonia donde se develó la escultura, obra del arquitecto Jesús Siller, ahí se unieron y convivieron como debe ser.

Ese detalle no escapó al presidente de Santos, Alejandro Irarraorri, quien resaltó esa convivencia.

En cuanto a seguridad, con la experiencia del partido anterior, esta vez sí se resguardó a la porra de Chivas, los hicieron esperar más de 40 minutos para poderlos desalojar, todo sin incidentes.

Mucha afición del Guadalajara asistió al partido, eso propició en gran parte que se agotara la totalidad de las entradas y que la tribuna estuviera dividida.

La porra de Chivas tomó su lugar en la esquina designada para los grupos visitantes, cantando, saltando y aplaudiendo de manera constante, rodeados de elementos de seguridad contratada por el estadio, junto con elementos de Seguridad Pública.

Oswaldo Sánchez estuvo en el palco y al medio tiempo fue homenajeado por las dos directivas, por un lado Alejandro Irarragorri le hizo entrega de una estatuilla, mientras que Jaime Ordiales, director deportivo del chiverío, le obsequió un suéter emblemático.

En lo que fue el partido, tal y como se anticipó, el público estuvo dividido, pero fue el de Chivas el que se llevó la alegría del triunfo.

Un lagunero del lado del Guadalajara, Javier López, fue aplaudido al ingresar de cambio, mientras los aficionados de Santos desesperaban ante la falta de claridad ofensiva de su equipo y la falta de respuesta tras el gol del 'Gullit' Peña.

El árbitro, Erick Yair Miranda, que ya había afectado a los albiverdes en un partido contra América en el Azteca, parecía predispuesto y los reclamos de Marchesín fueron constantes, así que el silbante no lo pensó dos veces al expulsar a Carlos Izquierdoz.

Con el final del encuentro, un sector de aficionados despidió con reclamos a la tercia arbitral, se llevaron la rechifla mientras los jugadores albiverdes se arriesgaban a otra expulsión con sus reclamos.

En cuanto a seguridad, con la experiencia del partido anterior, esta vez sí se resguardó a la porra de Chivas, los hicieron esperar más de 40 minutos para poderlos desalojar, todo sin incidentes. Chivas festejó por primera vez un triunfo en el TSM.