Afición guerrera molesta con Rabello y Zubeldía

Mientras  Néstor Araujo recibió todo el apoyo de la gente cuando salió expulsado y lo mismo ocurrió con Agustín Marchesín, quien salió también por tarjeta roja y se fue al vestidor con lágrimas.

La afición se manifestó contra Zubeldía por los malos resultados.
La afición se manifestó contra Zubeldía por los malos resultados. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El malestar de los aficionados de Santos Laguna es comprensible por la manera de jugar de su equipo y su falta de resultados, por eso exigió este domingo la salida del técnico Luis Zubeldía y protestó el accionar de algunos jugadores, entre ellos Bryan Rabello.

Chivas visitó a Santos en la última jornada del torneo anterior, también se llevó la victoria y ahora repitió la dosis con un gran gol fue para la casa muy complicado, porque la falta de gol es preocupante.

La afición lagunera comenzó a manifestarse desde temprano en el encuentro, pero poco después de que entró Bryan Rabello encontró a un jugador en particular en quien canalizar todo su enojo y de cierta forma fue comprensible, porque el chileno estuvo muy errático, no trascendió cuando su equipo más lo necesitaba.

Caso contrario con Néstor Araujo, quien recibió todo el apoyo de la gente cuando salió expulsado, abandonó la cancha entre aplausos y lo mismo ocurrió con Agustín Marchesín, quien salió también por tarjeta roja y se fue al vestidor con lágrimas, tremendo coraje del arquero argentino, quien no podía creer lo que estaba sucediendo en la cancha.

Jonathan Rodríguez terminó defendiendo el arco, sólo para la última jugada del partido, en el cobro de la pena máxima, la cual falló Marco Bueno.

La tensión que generó el cierre del partido desencadenó un connato de bronca, donde Molina estuvo involucrado, pero no pasó a mayores porque los dos equipos se controlaron, pero el árbitro Fernando Guerrero y las Chivas fueron despedidos con baño de cerveza e insultos.

Un gran sector de aficionados pidió la salida de Zubeldía, estaban muy molestos porque no esperaban que su equipo tuviera dos puntos en cinco fechas, lo cual es preocupante y habrá que esperar una reacción en la semana.