En el vestidor no existen jerarquías, hay democracia

El Director Técnico portugués, Pedro Caixinha, afirmó que ninguna individualidad está por encima del bienestar del grupo, por lo que se trabaja en un ambiente de igualdad entre todos.

Caixinha ha creado un vestidor democrático, sin ningún favoritismo.
Caixinha ha creado un vestidor democrático, sin ningún favoritismo. (Carlos Hernández Castrejón
)

Torreón, Coahuila

Previo a su primer partido del Clausura 2015, el técnico Pedro Caixinha, declaró que le gusta trabajar con un grupo de jugadores donde existe igualdad, en un equipo donde hay democracia y todos puedan aportar algo, dejando a un lado las jerarquías.

"Lo que buscamos es jerarquía y liderazgo que sea corresponsabilidad, que no se quede en uno u otro y que tengan ese sentido de pertenencia".

Indicó que ahora, cuando hay que regañar a alguien lo puede hacer en el momento y forma, por lo que siete que tiene un buen equipo para encarar los próximos compromisos. 

El tema surgió al referirse a la forma de decidir a quienes pueden portar el brazalete de capitán, el portugués indicó:

"No fue complicado, teníamos un conjunto de jugadores que tenían esas características como 'Cali', Rafa, Orozco, Rodolfo y Alanís, pero podría nombrar otros cinco que tienen ese liderazgo, así que buscamos puntos determinantes para nuestro capitán y llegamos a un acuerdo".

"Si se tiene algo qué decir, entonces como miembro de ese grupo, se tiene la apertura para decirlo, este es el espacio, momento para hacerlo, cuando eso pasa las cosas pueden seguir".

Luego agregó: "En el entrenamiento de antier pasó una cosa que no pasaba en dos años: cuando se tiene que regañar a alguien, sea el referente, el que te hace goles o no, y se tienen que decir las cosas, hay que decirlas en el momento y de la forma que hay que decirla, sea quien sea la persona".

"Tuvimos eso y me encantó en ese entrenamiento, porque nunca lo habíamos tenido, porque las jerarquías estaban respetadas de tal manera que si este hace algo no le puedo decir anda, pero si el de al lado lo hace, a ese sí yo ya puedo intervenir".

"Hoy tenemos un tipo de perspectiva distinta, donde tienen una palabra para aportar al grupo, sumar al grupo, quien sea porque necesitamos de todos al mismo nivel para tener ese lo que busca en equipo".

Luego fue cuestionado acerca de si le gusta trabajar sin jerarquías, y respondió: "No se trata de jerarquías sino de lo que se hace con las jerarquías, el respeto demasiado y l que puede condicional en sentimiento de pertenencia a un grupo, como tener una palabra no decirla y luego hacerlo por detrás".

Por otro lado, el técnico santista habló acerca del equipo que quiere mostrar en el torneo por arrancar.

"Nuestra preocupación desde el día uno ha sido sobre los principios que queremos para nuestro juego, cuál es nuestro modelo de juego, qué queremos hacer en ataque, si queremos ser un equipo dinámico".

"Ese es el equipo que buscamos y es algo que los jugadores tienen plasmado de manera muy clara y estamos en ese momento para llegar a la fecha y después seguir creciendo".

"Quiero democracia en mi grupo, que todos tengan que decir, que tengan confianza. Se trata de corresponsabilidad y mi liderazgo ser repartido por todos y cuando alguien quiera decir algo que lo haga en el momento".

"Va a cambiar en lo que toca a la estructura, por primera vez vamos a usar un 4-3-3 puro, lo que cambia es una variable en la media cancha y eso pasa a ser un claro 4-3-3". 

"Esto quiere decir que se da más libertad a todos los jugadores, queremos que los laterales tengan llegada por derecha e izquierda, que tengan capacidad de generar 2 contra 1 por banda y que tengamos mucha posibilidad de explotar al tercer hombre cuando se juegue por dentro".

"Queremos que los interiores tengan máxima libertad y que pisen el área rival y la nuestra al mismo tiempo pero que todos perciban cuando se tiene que acelerar el juego y cuando se tiene que frenar", expuso.