Llevan cuatro días en silencio

En el equipo Santos Laguna continúa la tensión después de la derrota ante Pumas, ahora tienen la obligación de ganar los tres partidos que le restan para aspirar a estar en liguilla.

Por primera vez en la historia del equipo lagunero se tienen cuatro días sin dar atención a los medios, tampoco hay acceso a las prácticas.
Por primera vez en la historia del equipo lagunero se tienen cuatro días sin dar atención a los medios, tampoco hay acceso a las prácticas. (Cortesía)

Torreón, Coahuila

La tensión sigue en torno al equipo Santos Laguna tras la derrota ante Pumas, que dejó al equipo con la obligación de ganar sus tres partidos que le restan para aspirar a estar en liguilla.

Los laguneros siguen encerrados en su fortaleza, se busca enfriar el ambiente que dejaron las declaraciones del técnico Pedro Caixinha en CU, donde encaró los cuestionamientos de los reporteros.

Todo esto derivado de las fallas arbitrales que afectaron directamente en el resultado, concretamente el gol de Andrés Rentería que no vio el cuerpo arbitral.

Así que por primera vez en la historia del equipo lagunero se tienen cuatro días sin dar atención a los medios, tampoco hay acceso a las prácticas.

La principal novedad en el campamento lagunero fue la reincorporación al trabajo al parejo del grupo del zaguero Oswaldo Alanís.

Este martes, en su segundo día de preparación de cara al partido ante Leones Negros del próximo viernes en el Estadio Corona, los dirigidos por Pedro Caixinha trabajaron en dos grupos.

Los jugadores que disputaron mayor cantidad de minutos del choque del pasado domingo contra Pumas, realizaron ejercicios regenerativos en el gimnasio del Territorio Santos Modelo, así como dinámicas de futbol-tenis y trote y carrera en las canchas alternas del complejo.

El resto del plantel, nuevamente contando con el apoyo de diferentes elementos del representativo Sub 20 y Sub 17 del Club, desarrolló actividades de combinaciones, pases, organización general y trabajo defensivo en las canchas anexas a estadio.

La principal novedad en el campamento lagunero fue la reincorporación al trabajo al parejo del grupo del zaguero Oswaldo Alanís, quien había estado ausente por un problema lumbar.

Al término del entrenamiento el equipo convivió con la Asociación de Deportistas Especiales del Estado de Coahuila, que estuvo presente a lo largo de la práctica alentando a los futbolistas verdiblancos.Este miércoles el equipo entrenará a las 9:00 horas en las instalaciones del Territorio Santos Modelo, a puerta cerrada.