Un torneo desastroso: Pako Ayestarán

El DT de Santos dijo que es duro que no hayan sido capaces de ganar en casa, que otra vez el equipo haya empezado bien y luego dé la impresión de que se cansan de hacer las cosas bien.

Santos terminó en casa de forma desastrosa.
Santos terminó en casa de forma desastrosa. (Cortesía Santos Laguna)

Torreón, Coahuila

Pako Ayestarán no dudó al afirmar que el torneo ha sido desastroso para Santos Laguna, luego de no haber calificado a la liguilla, ni conseguir una sola victoria como local.

"Un torneo desastroso, es duro que no hayamos sido capaces de ganar en casa, que otra vez el equipo empiece bien y luego da la impresión de que nos cansamos de hacer las cosas bien, no somos capaces de de continuar de la misma manera, parece que cuesta mucho, pero hay que esforzarse, hay que correr.

Otra vez tuvimos un partido donde los primeros 15 minutos trabajamos bien y vemos que es muy difícil que se nos vaya, pero luego desaparecemos", declaró resignado el estratega.

"Sentimos mucho no haber estado a la altura, ninguno, me refiero a jugadores, cuerpo técnico, consejo de administración, porque cuando se tiene éxito o fracaso hay que compartirlo".

Señaló que su equipo se cansa de hacer las cosas bien y por eso el rendimiento no es parejo durante los partidos.

"Nos cansamos de hacer las cosas bien, hay veces que se tiene que ser capaz de aprovechar las oportunidades, se generan, pero no se convierten y al final se convierten en una losa, porque tuvimos para hacer el 2-0", dijo.

Al ser cuestionado sobre posibles refuerzos, el español señaló que en un club lo más importante es que haya competitividad.

"Hay una frase de Alex Ferguson que es completamente cierta, los jugadores en general siempre buscan el camino fácil y para que el camino fácil sea más difícil hace falta competitividad".

"Lo más importante es tener competitividad, a lo largo del año hay jugadores que no tienen un buen rendimiento y se debe tener posibilidades de cambiarlos", agregó.

Aseguró que de momento no piensa en refuerzos, pues queda un partido por jugar.

"Ahora no pienso en eso, ahora estoy pasando un mal trago que es este partido, porque realmente era ganar o ganar, no me pasaba otra cosa por la cabeza, ahora hay que recuperarnos de esto, el presidente ya dijo lo mismo, hay que analizar de manera conjunta, para tomar las decisiones pertinentes".

El mensaje da a la afición tras este fracaso, es que "fundamentalmente sentimos mucho no haber estado a la altura, ninguno, me refiero a jugadores, cuerpo técnico, consejo de administración, porque cuando se tiene éxito o fracaso hay que compartirlo y de cara al siguiente torneo, primero analizaremos entre todos que hay que cambiar".