Durango mostró su cariño a los colores de Santos

Se realizó la presentación del nuevo uniforme de los Guerreros en la Plaza Fundadores de la capital del Estado, donde Martín Bravo, Ulises Dávila y Julio González fueron los emisarios del equipo.

Santos Laguna presentó su nuevo uniforme en Durango capital.
Santos Laguna presentó su nuevo uniforme en Durango capital. (Gilberto Lastra Guerrero)

Durango, Durango

En la presentación del nuevo uniforme de Santos Laguna en Durango capital, el delantero Martín Bravo habló de que hay refuerzos importantes para el plantel, que los colocan con posibilidades de ser campeones en el próximo torneo.

En rueda de prensa, Bravo aseguró que llegada a Guerreros le sentó bien y su desempeño podría ser mejor.

Por su parte, Ulises Dávila, habló luego de su regreso de Europa, dijo que Santos Laguna se debe de plantar y jugar entre los 11 en el campo para lograr el campeonato, porque el equipo es competitivo.

Además que con los refuerzos, se puede lograr pelear por los dos torneos, el de apertura y cierre con la misma intensidad.

Los fanáticos que se dieron cita en el lugar, lograron ver el nuevo uniforme y conocer el perfil de los nuevos refuerzos, así como al nuevo padrino del equipo.

En el momento de ser cuestionado sobre qué implica la afición de Durango para Santos, aseguró que es una prioridad para los jugadores el acercamiento con los fans del equipo.

Julio González, segundo portero del equipo, habló sobre el hecho de que se hayan hecho cambios en las reglas en el país para variar la cantidad de extranjeros que pueden jugar en un equipo.

Comentó que es bueno porque fomenta la competencia entre jugadores y cada mexicano tiene la oportunidad de aprovechar cada incursión en la cancha, para poder demostrar su capacidad.

Horas antes de la llegada de los jugadores, alumnos de la escuela de Santos estuvieron en el lugar de la presentación, Plaza Fundadores y participaron en un encuentro donde firmaron autógrafos y platicaron con los niños.

Aproximadamente desde las 4 de la tarde personas se encontraban en el lugar, a pesar de las lluvia no cejaron en su intento por ver llegar a los jugadores y Martín Bravo fue quien causó la mayor sensación entre los santistas.

Finalmente, los fanáticos que se dieron cita en el lugar, lograron ver el nuevo uniforme y conocer el perfil de los nuevos refuerzos, así como al nuevo padrino del equipo, un niño que fue impactado por balas y estuvo en terapia intensiva, pero luchó para mantenerse vivo.