A levantarse en la Liga de Campeones

Lo mejor que le puede pasar a Santos Laguna tras la derrota ante el Atlas es volver a la actividad tan pronto como sea posible, para tratar de reponerse del mal momento por el que atraviesa.

Santos se encuentra bajo mucha presión.
Santos se encuentra bajo mucha presión. (Cortesía Santos Laguna)

Torreón, Coahuila

Lo mejor que le puede pasar a Santos Laguna tras la derrota ante el Atlas es volver a la actividad tan pronto como sea posible, para tratar de reponerse del mal momento por el que atraviesa.

Así que este domingo viaja a Trinidad y Tobago para enfrentar al W Connection en la Liga Campeones de Concacaf.

Este domingo Santos viaja a Puerto España, Trinidad y Tobago, la salida será a Houston Texas a las 7:05 horas para llegar a las 8:51, luego transbordarán hacia Puerto España a las 13:40 para llegar a las 20:19 horas.

Este sábado el equipo lagunero entrenó en las instalaciones del Territorio Santos Modelo bajo las órdenes del vasco Pako Ayestarán, concentrado en aspectos de recuperación y dinámicas en cancha, entre ellas "torito" y circulación del balón en terreno reducido.

El equipo se encuentra bajo presión, pero tratará de aprovechar este torneo para recuperarse, sobre todo en lo anímico y para eso se enfoca en esta visita que hará el próximo martes a las 19:00 horas (local) en el Estadio Hasely Crawford de Puerto España, Trinidad y Tobago.

Los albiverdes están ubicados en el segundo lugar del Grupo A de la competencia con 3 puntos, los mismos que el cuadro caribeño pero con mejor diferencia de goles, por debajo de Saprissa de Costa Rica que tiene 6 unidades. Cabe recordar que tanto Saprissa como W Connection han jugado un partido más que los laguneros (tres).

En el choque de Ida entre santistas y trinitarios disputado el pasado mes de agosto en el Estadio Corona, el cuadro albiverde selló una importante victoria por goleada de 4 a 0, siendo los anotadores Djaniny Tavares en un par de ocasiones, Alonso Escoboza y Luis Ángel Mendoza.

Alonso Escoboza comentó después del ensayo, que han tenido avances, pero naturalmente les falta mucho para ser efectivos, como ocurrió ante los Rojinegros.

"Ví a un equipo que ha tenido más el balón, que lo ha estado tocando de una mejor manera, desafortunadamente no se nos dieron los goles, hasta el primer gol Atlas casi no nos había llegado, nos desconcentramos un poquito, el Profesor nos pide que agarremos confianza, que demos pases por el centro, los intentamos, no se pudo", dijo.

El reconocimiento de cancha del Estadio Hasely Crawford se realizará el lunes por la tarde, donde se espera que el técnico Francisco Ayestarán defina la alineación para encarar al conjunto trinitario.

Sin embargo, se resiste a que se les escapó el torneo: "No, empezando a sumar todavía se puede, no vamos a bajar los brazos, por nosotros, por nuestras familias y por la afición, le debemos mucho, nos ha apoyado, vamos a trabajar al cien por ciento para salir de esto".

Sobre qué fue lo que Alejandro Irarragorri, presidente del equipo, les transmitió al final del partido del viernes, el volante ofensivo expuso: "Nos dijo que sigamos trabajando, que no bajemos los brazos, que el trabajo es lo único que nos puede sacar de esto y unirnos como equipo".

Acerca de la molestia que lo obligó dejar el partido, Alonso explicó: "Sí, tuve una barrida muy fuerte en el primer tiempo, se me dobló un poco el tobillo, el empeine me duele bastante, apenas le podía pegar al balón, ahora a recuperar para estar lo mejor posible para el próximo partido".