Los Guerreros buscan reconciliarse con su afición

El arquero argentino ex del Lanús, Agustín Marchesin, aseguró que aunque sea un partido complicado, saldrán a jugarlo con el objetivo de quedarse con los tres puntos y dar una alegría a la gente.

Torreón, Coahuila

El guardameta, Agustín Marchesín, declaró que el partido ante Tijuana representa una buena oportunidad de reconciliarse nuevamente con la afición.

"Será un juego difícil, pero es una buena oportunidad estando en casa, ante nuestra gente y para dar un lindo espectáculo, Dios quiera estemos a la altura".

Acerca de enfrentar a un rival que acumula siete juegos sin perder, mencionó que saben que además está jugando bien y ha adquirido mucha confianza, pero Santos también conserva el optimismo y buscarán hacer en la cancha lo que pide el técnico.

"Confiamos en lo que tenemos, en el cuerpo técnico y directivos, ellos confían en nosotros y es lo más importante, hay un equipo unido con ganas de revertir".