Para Molina el torneo ha sido un rotundo fracaso

El mediocampista de Santos Laguna fue directo y contundente al aceptar que el Apertura 2015 no ha sido bueno para el equipo, aunque están mentalizados en mejorar en la recta final.

Torreón, Coahuila

Jesús Molina fue claro y contundente al admitir que el actual torneo ha sido un fracaso para Santos Laguna, aunque siguen pensando en cerrar fuerte y al final ver para qué les alcanzó.

Por eso, al ser cuestionado acerca de cómo define este torneo para su equipo, expuso: "No tengo miedo a la palabra fracaso, muchas veces se aprende más de los errores y fracasos".

"Pako ha establecido un sistema de juego que hemos entendido mejor, pero no se ha reflejado todavía en el resultado, sin embargo, se ha visto una mejoría".

"Cuando las cosas salen de maravilla somos primeros en sacar el pecho, cuando no, también somos capaces de reconocerlo, estamos conscientes, los resultados y las estadísticas son claras, este torneo ha sido un fracaso de todos, pero faltan cinco partidos y trataremos de ganarlos todos".

Señaló que esta una semana donde hay que reflexionar bastante, "sobre lo que hemos dejado de hacer y tratamos de perfeccionar lo que pide técnico".

El mediocampista expuso que esta semana sirve para eso y retomar la confianza que quizá han perdido.

Consideró que es tarde para hablar de calificación, aunque eso no impide que sigan pensando en esa mínima posibilidad que todavía tienen.

"Tarde pero no imposible, es complicado el tema de la calificación para nosotros, son 15 puntos los que quedan por disputar y obviamente estamos obligados a ganarlos. El semestre pasado fue algo parecido, donde de 18 o 21 se recataron los necesarios que nos dieron oportunidad de pasar, ahora estamos en una situación parecida y si los ganamos, por qué no pensar en liguilla. Es complicado, pero no imposible", apuntó.

Jesús habló sobre lo que han vivido a lo largo de estas semanas y el sentimiento que les deja, sobre todo, no ganar en casa.

"El equipo se entrega día a día con deseo de salir delante de este mal momento, conscientes que afición necesita resultados, nos han abucheado y comprendo, es una impotencia grande no poder salir de este momento".

"Nosotros somos los primeros en querer salir, no estamos acostumbrados, pero la vida es así de altas y bajas, uno da la vuelta a esto, pero hay que seguir adelante, no hay de otra", expuso.

Con respecto al sistema del técnico Pako Ayestarán, Molina comentó que le agrada, "al final uno se adapta a cada sistema, que en este caso Pako implementa como en su momento me adapté con Pedro (Caixinha)".

"Es tratar de tener pelota, llegar al arco rival con ella, da lectura al juego, sólo nos falta el último toque para culminar de la mejor manera la salida".

"Es mejorar en eso pequeños detalles que nos han terminado matando los partidos, sobre todo los últimos minutos, como ante Toluca al final, que habría sido de no creerse de habernos convertido en penal".

"Es una situación latente, hay que ganar, no podemos pensar ni en empatar, menos de local, donde vivimos algo alarmante, son dos empates y cinco derrotas".

En cuanto al tema del descenso, el mediocampista indicó que no quisiera ni pensar en ese tipo de situaciones, "me tocó con Tigres y no es nada grato estar en esa situación, hay que tenerlo presente, tratar de sacar puntos tan pronto como sea posible".

Molina trabajó este jueves al parejo de sus compañeros, que se preparan para el duelo amistoso ante el Dynamo de Houston, que será el sábado a las 19:00 horas.

El equipo trabajó la circulación de balón y realizó un torito, además de ejercicios en espacios reducidos y dinámicas de trote, donde Néstor Calderón entrenó al parejo.

Este viernes el equipo viaja a las 7:00 horas a Houston, y regresa el domingo por la noche. Pako Ayestarán, que viajó a España, se incorporará directamente en territorio texano a su escuadra.