Jesús Molina visitará su pasado azulcrema

El volante de los Guerreros guarda un cariño especial por el Coloso de Santa Úrsula y su gente, aunque afirmó que ahora está "a muerte" con Santos y espera volver a marcar gol en el Azteca.

Torreón, Coahuila

Jesús Molina, volante de contención de Santos Laguna, admitió que para él resulta especial enfrentar al América por todo lo que vivió en ese club, sobre todo haber conocer el sabor de ser campeón.

"Además ese cariño especial hacia la gente y el equipo, eso no lo niego, pero hoy me debo a Santos y quiero ganar, voy al Azteca con esa intención".

Señaló que estos partidos visten mucho, pues en lo personal le dejó muchas cosas importantes, dos campeonatos en tres años y medio que estuvo ahí.

"Es un sentimiento bonito jugar en ese estadio, es uno de los más grandes, impone. Me ha tocado marcar goles ahí y es lo máximo, tuve la oportunidad jugando con América y Tigres, la verdad que es un sentimiento bonito y ojala me toque anotar otro gol", agregó.

Afirmó que el equipo de las Águilas le dejó cosas muy buenas, pues "cuando llegué dije que quería se referente, como lo mencioné el torneo pasado, me quedé a un paso de serlo".

"Pero hice cosas importantes, dejé huella, me tocaron muchas liguillas e hice algunos goles, así que estoy contento por haber quedado en la historia de ese equipo. Ahora sueño levantar la copa en Santos".

Considera al América hombre por hombre como un equipo muy fuerte, que se armó para dos competencias y eso habla de que es basto en su plantilla, con buenos jugadores en cada línea, sin embargo, considera que es mejor ocuparse del funcionamiento propio.

"En estos días hablaremos de la estrategia, así que en este momento puedo hablar de debilidades del rival, eso se ha visto en jornadas pasadas y analizaremos fríamente para atacar por ahí".

Sabe que han estado alejados de la calificación, "la realidad es que estamos en un punto a mitad del torneo donde los partidos próximos son más importantes, se viene América y luego Tigres que también se complica".

"Así que hay que ganar primero el sábado, la intención es esa, todo mundo lo ve imposible, pero dando el mejor partido del torneo podemos conseguirlo, hay que jugarle a más del cien por ciento, concentrados, tengo confianza que el equipo puede levantar".

Al opinar del funcionamiento de su ex equipo, destacó la diferencia del América con Gustavo Matosas y el técnico anterior, Antonio Mohamed:

Dando el mejor partido del torneo podemos vencerlos, hay que jugarle a más del cien por ciento, concentrados".

"Ahora buscan más el arco rival, son más verticales, ofensivos, quizá se perdió un poco más equilibrio, antes era más defensivo, ahora es más abierto, esa es la diferencia que encuentro, pero hay individualidades importantes que cambian el rumbo de un partido y hay que estar atentos".

Molina aseguró que le gustaría anotarle al América, como le gusta hacerlo en todo partido, "cuando he anotado lo he disfrutado bastante, porque no soy un tipo que anota mucho, si me llega a pasar, por respeto, creo que lo festejaría, pero no efusivamente como suelo hacerlo", expuso.

Lo que espera es un duelo parejo equilibrado en todas las líneas, donde quien esté más concentrado en los 95 minutos saldrá mejor librado.

"Digo 95 minutos porque nos meten goles en tiempo de compensación, hay que ver que esto acaba hasta que viene el silbatazo final, no podemos tener esas desatenciones, porque nos cuestan puntos", concluyó.