Esperanzados por llegar a la liguilla

Javier Abella señaló que en Santos Laguna es el pensamiento general y tienen posibilidades de llegar a la liguilla. "Matemáticamente podemos calificar, si sacamos los 15 puntos podemos llegar".

Javier Abella comprende el malestar de la afición.
Javier Abella comprende el malestar de la afición. (Cortesía Santos Laguna)

Torreón, Coahuila

Javier Abella quien prefirió quedarse a apoyar a Santos Laguna y no estar en la selección que obtuvo el boleto a Juegos Olímpicos, se encuentra tranquilo por haber tomado esa decisión y se aferra a la posibilidad matemática que tienen de calificar en la liga.

Señaló que en el equipo el pensamiento general es que tienen posibilidades y seguirán peleando por ellas.

"Matemáticamente podemos calificar, si sacamos los 15 puntos podemos aspirar a puestos de liguilla, el equipo está concentrado en que podemos sacar esas victorias, todos queremos, estamos trabajando para eso".

Confía en tener más delante oportunidad de ser convocado a la selección que estará en Juegos Olímpicos, ya que el trabajo y mejorar en detalles, es lo que le puede abrir las puertas una vez más. "Tuve contacto con el 'Potro' Gutiérrez, las cosas están claras y estoy tranquilo", apuntó.

"Si pensáramos en irnos de vacaciones o en Concacaf estaríamos mal, el equipo estaría perdido, pero no es así, sabemos que es difícil, pero no imposible, afinamos detalles para encarar estos cinco partidos de la misma manera", expresó el jugador.

Reconoce que algo que los alienta a seguir a seguir peleando en este torneo es lo que lograron en el anterior.

"Algo importante en todo esto es que estamos conscientes que lo logramos una vez, tratamos, sabemos que lo hemos hecho, que no es imposible viendo ese torneo, con un final estupendo, por eso vemos que lo podemos repetir, yendo juego a juego, como si fuera cada uno una final para poder estar en liguilla".

De aquel equipo al actual, Abella señala que lo único que ha cambiado en la manera de jugar es que el torneo anterior eran más verticales, ahora tienen más la pelota que el rival, pero siguen siendo el mismo grupo de jugadores.

De manera particular, José Abella ha tenido una torneo complicado, ya que ha sentido la presión del público en sus recientes actuaciones.

"Los aficionados pagan su boleto para venir cada 15 días y expresar sus emociones. Los resultados no se han dado, no están conformes con eso y está claro que tiene un por qué".

"Lo que me queda es trabajar y mejorar, sacar lo mejor de mí, por el equipo, mejorar su situación. Ahora es cuando se puede mostrar el carácter de un futbolista, aquí es donde nacen los guerreros, yo trabajo para salir mejor que nunca".

Acerca de su regreso a su tierra, indicó que lo especial es porque estará cerca de su familia, de su gente, pero nada especial enfrentar a los escualos.

"Es especial por regresar a mi Estado, no tuve paso por ese club, no es tanto un sentimiento, sólo el regresar con mi gente y mi familia, estar cerca de los amigos, eso es lo que me motiva, pero nunca tuve un pasado por Tiburones".