Sin perder el ritmo

El jugador Javier Orozco se mostró ansioso de regresar a la cancha y poder enfrentar al Atlas este viernes, tras recuperarse de una lesión que lo aquejaba.

Torreón, Coahuila

El equipo cerró filas para medirse a un Atlas que viene despertando, pero Santos desea seguir sumando de a tres puntos, luego de la dolorosa derrota del fin de semana pasado de manos del León.

Los rojinegros son considerados el mejor "cliente" de los Guerreros, llegan urgidos de puntos, está apenas a 5 puntos de tocar el fondo de lo porcentual, no ganan en Torreón desde el 2010 y una derrota sería un duro golpe en lo anímico.

"Como futbolista, cuando paras siempre se te hace eterno".

Fue en el Torneo Bicentenario del 2010 cuando Atlas venció a Santos en la cancha del Corona por marcador de 1-2, anotadores ese día fueron Miguel Cepeda y Darío Bottinelli, por Santos descontó Oribe Peralta al 91 a pase de Lacerda.

Quien ya está ansioso de regresar al cuadro es Javier "Chuletita" Orozco, recuperado de la lesión que lo aquejaba y espera entrar y tener minutos ante el Atlas.

"Como futbolista, cuando paras siempre se te hace eterno, ojalá y sea un gran partido y por supuesto tener minutos", señaló al término del entrenamiento.

La ausencia de Peralta siempre pesará, pues es un hombre de peso en el área rival.

"Es por todo lo que significa, a lo mejor no le han salido muy bien las cosas en el torneo, pero sabemos de su capacidad y de que siempre está aportando para el equipo", añadió.

"No fue mucho tiempo el que me detuve, no perdí el ritmo".

Al Atlas no hay que prestarle el balón. "Hay que tener nosotros mucho la pelota y tener nosotros las llegadas a gol, no desesperarnos también puede ser la base y que mantengamos la pelota, terminar las jugadas ya sea en centro o con disparos a gol de media y larga distancia", precisó.

Parar tras la lesión y truncarle una buena racha que venía hilvanando, no es motivo para desesperarse, dijo Orozco.

"Creo que es parte del futbolista, uno está expuesto a lesiones y circunstancias así, pero me siento muy bien y contento por lo que he logrado, me hubiera gustado seguir con esa racha de estar jugando, eso para mí era lo primordial", agregó.

"El Chuletita" se siente en equilibrio y listo para la acción. "No fue mucho tiempo el que paré no perdí el ritmo, a los tres o cuatro días empecé a entrenar más fuerte", resaltó.

Destacó que esperan contar con un lleno en el estadio y que jugar en casa es bonito, debido a que cuentan con el apoyo de toda la afición.

"Decirles que nosotros vamos a entregar todo en la cancha y dar todo", concluyó.