Por fin festejó el Corona

Los aficionados acudieron con cierta incredulidad, pero a la vez con algo de esperanza de ver a su equipo por fin con los tres puntos en la bolsa en su territorio. Sufrieron pero al final hubo calma.

La afición en el primer tiempo chifló porque no veía a Santos dominando.
La afición en el primer tiempo chifló porque no veía a Santos dominando. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

La derrota en la primera jornada ante el León sembró dudas sobra la posibilidad de que Santos Laguna terminara con la sequía de triunfos en casa, enfrentando a Jaguares de Chiapas, un equipo que suele ser complicado en sus visitas a La Laguna.

Los aficionados acudieron con cierta incredulidad, pero a la vez con algo de esperanza de ver a su equipo por fin con los tres puntos en la bolsa en su territorio.

Los aficionados salieron contentos y a la espera de que el equipo de Luis Zubeldía, quien estuvo en el palco, en delante adquiera confianza y entre en buena racha.

Tuvieron que pasar momentos de duda, sobre todo en la primera mitad, cuando los chiapanecos jugaban mejor, tenían la pelota y comenzaban a acercarse con peligro al arco de Agustín Marchesín.

Terminó la primera mitad y se escucharon algunos abucheos, Rentería había tenido un par de oportunidades que no resolvió con atingencia, lo cual de alguna forma parecía volverse una carga más ante la presión que ha tenido en los últimos días ante la ausencia de gol.

El frío que se sentía en el ambiente fue contagiando al público, hasta que llegó la segunda mitad en la que Santos fue más coherente con su accionar, abrió la cancha y fabricó jugadas en las que el principal orquestador fue el chileno Bryan Rabello, apoyado por Néstor Calderón.

Más balones a los costados, en busca de la velocidad de Tavares, casi siempre espaldas al arco y con doble cobertura, así como Rentería, que batallaba una y otra vez, pero en cuanto tuvo más acompañamiento su presencia fue cada vez más visible.

Hasta que llegó esa jugada de buena manufactura, la manera como Rabello pasó el balón al colombiano y la definición, hizo que estallara de júbilo el Corona.

En la repetición se hizo notar que el 'Topo' estuvo ligeramente adelantado, pero la jugada fue tan rápida que no se apreció al momento.

Villafaña hizo bien su trabajo, Ulises Dávila debutó y se mostró participativo, envió algunos centros peligrosos y será una buena alternativa en lo que resta del torneo.

Otra vez se terminó sufriendo, cuando se tuvo para anotar el segundo, pero al final lo importante ha sido el triunfo, era el objetivo y Santos lo consiguió. L