Respetan a Querétaro y no caerán en confianza

Ganar este domingo en La Corregidora es la única cosa en la mente de Santos Laguna, para cerrar con broche de oro una liguilla en la que han sido notablemente superiores a sus rivales.


Jesús Molina ilusionado por ser bicampeón.
Jesús Molina ilusionado por ser bicampeón. (Cortesía Santos Laguna)

Torreón, Coahuila

En el cierre de su preparación para el duelo de Vuelta de la Gran Final ante el Querétaro, el equipo Santos Laguna mostró respeto hacia el rival, por lo que no se confía de la ventaja que lleva.

Ganar este domingo en La Corregidora es la única cosas en su mente, para cerrar con broche de oro una liguilla en la que han sido notablemente superiores a sus rivales.

El cuadro encabezado por Pedro Caixinha llega a este compromiso con una ventaja importante de 5 a 0, tras un excepcional partido de Ida en el que Javier Orozco se hizo presente en el marcador en cuatro ocasiones y Diego González en una más, el pasado jueves en el Estadio Corona.

Pero saben que la eliminatoria no está finiquitada, por lo cual saldrán a jugar a tope en el segundo capítulo con la ilusión de conseguir el título, quinto en su historia.

"Se nos criticó, hasta el momento de entrar a la Liguilla fuimos criticados, pero nosotros dentro del grupo tenemos mucha confianza de que podemos salir con el campeonato, vamos paso a paso, se ganó el primer partido pero falta el segundo”.

Este sábado en Territorio Santos Modelo, el cuadro albiverde culminó su preparación por medio de un entrenamiento en dos grupos, uno concentrado en actividades regenerativas y el segundo en dinámicas de “torito”, futbol-tenis, trote y carrera y ejercicios de velocidad y reacción.

El técnico Pedro Caixinha lleva a todos los jugadores del Primer Equipo, incluidos quienes salen de una lesión, entre ellos César Ibáñez y Oswaldo Alanís.

Jesús Molina resaltó la ilusión que hay en el equipo de ser campeón.

“La verdad que muy contentos, estamos ilusionados, el equipo está consciente de que tenemos hambre de trascender, que queremos ir por ese campeonato, se dio el primer paso.

Se ganó el primer tiempo, pero no podemos demeritar a un Querétaro que tiene jugadores que te cambian un partido, hay que ir a Querétaro a jugarle igual, de tú a tú, no pensar que tenemos un marcador tan abultado, pensar en ir a ganar también”, señaló el jugador, quien viene de ser campeón con el América.

Señaló que la clave de Santos en la presente fase final ha sido su orden, ya que “es un equipo que ha entendido el sistema, lo que nos ha pedido Pedro (Caixinha), un equipo equilibrado sobre todo en la Liguilla, siempre bien parado atrás, no hemos recibido goles, es importante, hemos sido contundentes, algo que no habíamos tenido en el torneo regular”.

En lo personal busca el bicampeonato, “ojalá Dios quiera se me dé, es algo con lo que sueño, esperemos que pronto se me conceda, hay que estar concentrados 90 minutos, todavía falta el segundo tiempo, no podemos cantar victoria ni demeritar a un equipo como Querétaro”, manifestó.