No hay preocupación por las estadísticas ante Pumas

Diego "el Pulpo" González aseguró que el equipo está enfocado en forjar nuevas hazañas, por lo que los números se quedan para la historia y no afectarán el resultado en CU.

Torreón, Coahuila

Diego González mantiene los pies sobre la tierra y antes de pensar en liguilla, advierte que se le debe ganarle a Pumas, una aduana complicada por varios factores, principalmente por el rival.

"Quiero ganar todos los partidos, sin importar si peleamos con el puntero o el del fondo, todos para mí suman tres puntos".

Al finalizar la práctica de este miércoles, el argentino expresó: "Quedan pocas fechas para cerrar esta mitad de torneo, el objetivo nuestro es lo que tenemos por delante y el partido contra Pumas, es lo único que nos interesa e importa".

"No pensamos en ganar para estar en liguilla, sino para estar bien contentos con nosotros mismos, seguros de que estamos haciéndolas cosas bien, pero en lo grupal no pasa ganar el domingo para alcanzar a los que tenemos por delante".

Eso es probablemente para sacudirse la presión que se vive con los constantes movimientos en la clasificación.

"Para mi todos los partidos valen tres puntos, otros no opinan así, pero lo que quiero es que mi equipo gane, lo de Pumas, pues allá ellos, quiero ganar todos los partidos, sin importar si peleamos con el puntero o el del fondo, todos para mí suman tres puntos".

"Las matemáticas son fáciles, si ganamos sacamos diferencia, pero no deja de ser un rival que después se pude levantar y luego de eso pasarnos".

En el tema de la altura, considera estar más adaptado y que no le pese demasiado. "Jugué en Cruz Azul, América, Toluca, luego en Zacatecas, así que creo que de a poco y al final del torneo estoy un poco acomodado y acostumbrado".

"Obviamente nos cuesta a todos, pero quienes recién llegamos y no sabemos cómo manejar el tema de altura me parece que estamos bastante bien".

Señaló que es necesario sacar un triunfo fuera de casa, aprovechar que se ha ganado a Morelia, que fue el impulso que les dio para salir de los malos resultados.

"La afición se merecía un triunfo y nosotros para demostrarnos que fue algo que buscamos, esperemos el fin de semana podamos traernos una victoria ante un rival difícil".

Y a pesar de que Santos sólo tiene tres triunfos en su historia en CU, Diego recordó que igual hace mucho no se ganaba en Morelia y se ganó.

"Son partidos y las estadísticas las dejamos para la historia, sólo pensamos en que nosotros somos los protagonistas y debemos hacer nuestra historia, porque ganar será importante y seguro todos dejaremos todo en la cancha, por el equipo, la camiseta y nosotros".

Luego se tocó el tema de la ausencia de Oswaldo Alanís por estar de vacaciones, sobre lo cual opinó:

"No le pregunté a Oswaldo por qué, no tengo por qué saber esas cosa de la intimidad, no voy a invadir parte de la vida privada del jugador, el técnico nos informó eso, es cuestión entre el jugador y cuerpo técnico, me parece está bien como se manejaron".

"Uno no se mete ni se informa de eso, las decisiones son del cuerpo técnico y ellos sabrán por qué lo hacen".

"Yo quizá soy un poco cerrado, no tengo tanto diálogo, pero no percibí ninguna situación rara, pero sí los viajes, las convocatorias a selección y el estrés al jugador pesa un poco, además va a estar con su selección y si lo vio cansado pues bien ganado lo tiene el jugador".

Con respecto a los roces que ha habido en los entrenamientos entre compañeros, el mediocampista expuso:

"No comparto esas cosas, no comparto que un compañero me pegue una patada si vestimos misma ropa y el mismo escudo, ¿por qué tenemos que pelear entre compañeros?".

"Esas cosas hay que replantearlas, si en todo caso al que hay que golpear, que sea al rival, pero eso no me gusta entre los mismos, sería lo último que haría. Ganando partido es como se levanta la moral".