Caixinha quiere celebrar su partido 100 con triunfo

Muy relajado, contento y ameno, dijo que no le preocupa ser el 'patito feo' del torneo. En seis meses Pedro ha pasado de todo, con rachas negativas y positivas.

Torreón, Coahuila

Pedro Caixinha dirigirá el próximo jueves su partido número 100 con Santos Laguna y qué mejor celebrarlo con un triunfo ante Chivas en la Ida de semifinales del Clausura 2015.

Muy relajado, contento y ameno, el estratega habló sobre este duelo que se avecina y lo que representa para él en lo particular, pues va a dirigir su partido 100 en México.

"Se ve un vestidor que crecía como equipo, donde se conectaban como compañeros, porque creo que es muy difícil en cuatro meses las cosas lleguen en ese punto. Actualmente somos ese equipo que más ha cambiado y ha iniciado un nuevo ciclo, somos el equipo más joven del torneo".

Lo que espera es que el 100 sea igual que el 99, en términos del resultado final, pero "es un partido más que nos llena de ilusiones, me encanta preparar los partidos a eliminar, me encanta pensar qué rivales tenemos por delante, qué estrategia hay que emplear", dijo.

Expuso que luego de tres semifinales perdidas, espera que esta sea la buena, "es un reto para la institución, no para mí, claro que si lo logro es algo que no he hecho hasta este momento, pero fueron semifinales distintas, en momentos distintos y esta es la semifinal a la que llegamos más completos, en mejor momento y luego en otras circunstancias de pensamiento, en lo anímico. Esperemos que esta sea la buena, acá se dice que ojalá la tercera sea la vencida, pero en mi caso que la cuarta sea la vencida".

Cuestionado acerca de si sigue siendo el 'patito feo' Santos Laguna, el portugués respondió: "Eso a mí me da igual, en determinado momento lo fuimos, sabemos que todavía estamos ahí, pero mucho no se dan cuenta de eso, para nosotros es lo mismo, nos enfocamos en lo nuestro y cerrándonos cuando lo tenemos que hacer para estar muy metidos en lo nuestro".

Hasta el partido ante Puebla se ponía en duda la permanencia de Caixinha, lo cual afirma no le inquietó.

"Mi chamba abarca desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la noche, aquí o donde sea, lo análisis se hacen hasta el final, pero tenemos la fortuna de pertenecer a un club tan organizado, tan estructurado que todas las cosas están pensadas de antemano y si se avanza a la final o no, al final hay que juntarse para analizar y luego tomar decisiones".

En seis meses Pedro ha pasado de todo, con rachas negativas y positivas, pero lo importante para él es saber estar, saber filtrar las cosas, saber vivir los momentos.

Percibir lo que pasa en el entorno y saber cuándo hay que cerrar para enfocarse en lo propio, más ahora "porque son partidos a eliminar y hay que estar enfocados en eso, porque el equipo está muy bien, se ve con esa ambición, con esa determinación con esas ilusiones de seguir adelante".

Se ha cerrado filas, con un vestidor sólido que parecía romperse por momentos, pero en lo que concierne a su frontalidad para decir las cosas, Pedro aclara que eso no tiene que ver sólo con este torneo.

PATITO FEO

Caixinha señaló que cuando dice que son el patito feo es una expresión que se utiliza de manera común, pero las cosas siguen igual.

"¿Quién mira a Santos? Si pasa es porque le ayudaron, que le ganó a Tigres porque lo despreció, pero son puntos que suman, nosotros seguimos adelante, creo que hemos hecho muy bien en las últimas siete semanas de estar metidos de lleno en el trabajo, de reflexionar sobre lo que teníamos que mejorar, eso ha sido la clave para estar donde estamos", expuso.

Cuando se dice que a Santos le gusta ir en contra de las probabilidades, el técnico observa: "Dice no saber si esas probabilidades son las que hemos estado repasando estas últimas instancias, pero sí nos gustan los retos difíciles y seguramente lo tendremos en esta semifinal, ante un gran equipo, una gran plantilla, una gran institución y un gran entrenador".

LA AFICIÓN

Con respecto a la afición, destacó la respuesta que hay en la venta de entradas para el partido del jueves.

No niega que le hubiera gustado que la afición creyera en este proyecto desde el principio, por eso señala que los verdaderos aficionados están con ellos y el club en cualquiera de las circunstancias, así que ve importante que la afición tenga un sentido crítico.

"seguro van a apoyarnos en este partido que será determinante. Les pediría que nos apoyaran como si fuera una final, como si no hubiera un mañana, como si de esos 90 minutos pudiera depender nuestra estancia en la Final, que su apoyo pase a la cancha y se transmita a los jugadores para poder llevar una ventaja a Chivas".

Sobre su actuar, como si se hubiera quitado presión de encima tras lograr avanzar a semifinales, el estratega dijo:

"Todavía no me conocen, mi presión es tener la energía de despertar a las 6 de la mañana todos lo día, llevar a mis hijos al colegio y venir al TSM a realizar mi trabajo, no pienso en el día de mañana, tampoco pienso en dónde lo haré, sino el trabajo día a adía, eso es lo que me da la alegría de vivir".

ARBITRAJE

Con respecto al arbitraje, Pedro Caixinha dijo que desde las declaraciones que hizo en CU él mismo ha reflexionado hacia su interior.

"Creo que el futbol mexicano en término de directivos y clubes debemos dejar de hablar de arbitraje. Nosotros como directores técnicos debemos dejar de hablar de ese tema, los jugadores como principales actores de este negocio deben dejar de hablar de arbitraje y los medios deben dejar de hacerlo, para que el arbitraje haga su trabajo y lo pueda hacer de la mejor manera".

"Esas declaraciones no fueron un error, las cosas hay que decirlas en su momento, pero también hay que reflexionar en percibir si merece la pena hacer o no las cosas.

Yo soy muy frontal, digo lo que pienso y pienso lo que digo, pero también me da en momento para reflexionar para saber si entro a las guerras o no independientemente de querer ganar todas ellas", afirmó.