Sin pies ni cabeza

Chivas sacó la victoria por 0-1 del Estadio Corona, donde sacó provecho del mal momento que atraviesa Santos Laguna, que además perdió a Néstor Araujo y Agustín Marchesín por expulsión.


Este ha sido el peor comienzo ofensivo del cuadro lagunero en toda su historia.
Este ha sido el peor comienzo ofensivo del cuadro lagunero en toda su historia. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Igual que en su visita anterior, este domingo Chivas sacó la victoria por 0-1 del Estadio Corona, donde sacó provecho del mal momento que atraviesa Santos Laguna, que además perdió a Néstor Araujo y Agustín Marchesín por expulsión.

Este ha sido el peor comienzo ofensivo del cuadro lagunero en toda su historia, su futbol no está a la altura de los jugadores que tiene y esto enciende las alarmas en el plantel, donde falta cohesión y efectividad.

El partido
En los primeros minutos las aproximaciones a las porterías escasearon, el equipo lagunero mantuvo el balón en su propiedad, aunque se encontró con los mismos problemas que ha tenido en lo que va del torneo, que es la falta de acompañamiento al frente, donde no había asociación.

Luego de cinco jornada, Santos se queda con un punto, cuatro derrotas y un empate, Chivas llega a siete unidades.

Tras cobro de una falta, Carlos Izquierdoz alcanzó a rematar a puerta y atento estuvo el arquero Rodolfo Cota para detener. Después de eso el conjunto visitante empezó a insistir, Javier 'La Chofis' López sacó remate de media distancia que exigió a Marchesín, que con una estirada atajó al 14'.

Pero dos minutos después Chivas armó una jugada de tres toques que Ángel Saldívar hizo crecer en los linderos del área con un recorte a Izquierdoz, para sacar remate con pierna zurda que pegó en el poste izquierdo y entró al arco para poner arriba a los tapatíos 0-1 al minuto 16.

Ese fue el fiel reflejo de lo que atraviesa Santos, así que el equipo necesitaba un gol para recuperar la confianza perdida.

Las condiciones del partido se mantuvieron hasta que Santos tuvo el empate al 32', cuando el arquero de Chivas perdió la pelota con Jonathan Rodríguez, quien le puso el balón cómodo a Martín Bravo sólo para empujarla, pero la 'Rata' increíblemente la puso en el poste y afuera. Era más difícil fallarla.

Djaniny Tavares en jugada prefabricada generó una jugada dentro del área de Chivas, aunque la defensa estuvo atenta para despejar.
Por momentos el cuadro lagunero dio esperanza con algunas jugadas individuales, pero en acompañamiento no tenía muchas opciones, contrario al Guadalajara, que en cada llegada hacía sentir peligro.

En los inicios de la segunda mitad Jonathan Rodríguez le ganó un balón al arquero Cota, el atacante uruguayo quedó espalda al arco y como último recurso sacó disparo de media vuelta que el arquero alcanzó a rechazar.

Santos funcionó mejor, el partido se jugó más tiempo en territorio del chiverío y eso obligó al técnico visitante a realizar un ajuste para sacudirse el dominio albiverde. Zubeldía no se quedó atrás, mandó a la cancha a Rabello por Villafaña.

El estratega de Santos esperaba encontrar una asociación que le diera una solución al ataque, con un rival que sólo estaba aguardando un error, un pelotazo o una jugada afortunada como ocurrió al 70', una obstrucción de Araujo a Carlos Cisneros que le acarreó la tarjeta roja al lagunero.

Con un hombre menos, Santos se fue con todo, Cuero tomó el lugar de Bravo, sin embargo, mantener un orden fue más complicado, además, en medio campo no había mucha efectividad, por eso entró De Buen.

Este ha sido el peor comienzo ofensivo del cuadro lagunero en toda su historia, su futbol no está a la altura de los jugadores que tiene.

Santos arriesgó en la salida, Rabello equivocó y propició que Carlos Peña se enfilara solo hacia el arco santista, pero ahí estaba Marchesín para salvar su arco al 71'.

La desesperación comenzó a sentirse en el equipo de casa, contagió a su afición, que comenzaba a abuchear a ciertos jugadores, Zubeldía desesperado daba indicaciones, el tiempo se agitaba y el gol del empate se veía muy lejos, esperaba un milagro prácticamente.

Se agregaron cinco minutos, pero pensar en un gol de Santos era complicado, todos los atacantes del cuadro local pensaban individualmente y no en lo colectivo, sin conjunción le fue complicado.

Y para colmo de males, Marchesín fue expulsado en tiempo de compensación por disputar un balón con Ángel Saldívar cuando ambos jugadores fueron a disputar el balón, pero el árbitro se fue contra el arquero de Santos, ya que le había hecho reclamos en jugadas anteriores.

Jonathan Rodríguez se puso el suéter de arquero, Marco Bueno fue el encargado de cobrar y tiró fuera su intento.

Ahí se acabó el partido, no sin desatarse un connato de bronca, donde la calentura del encuentro propiciado de la desesperación de los jugadores de Santos, las provocaciones de los de Chivas y la mala actuación del árbitro.