Con humildad, Izquierdoz aceptó las críticas de la afición

El Capitán de Santos Laguna se armó de valor y aceptó que el equipo se encuentra dolido ante la situación, aceptando que la gente tiene razón en recriminarles, pero aseguró que la siguiente campaña mejorarán.

Torreón, Coahuila

El capitán Carlos Izquierdoz consideró que habrá tiempo suficiente para que los jugadores capten completamente la idea futbolística del técnico Pako Ayestarán, y arrancar de buena manera el próximo torneo.

"La verdad que desde el primer día me sentí muy bien, fueron momentos muy lindos, ahora, este semestre ha sido el más duro que me ha tocado vivir en lo personal".

Expuso que con lo que han hecho desde su llegada y la pretemporada, podrán asimilar todo lo que pide el estratega, consciente de que no todos podrían llegar al siguiente semestre con esta institución.

"Venimos trabajando desde hace tres meses con él, la idea está, ahora falta que le ponga su toque al equipo".

"Yo creo que va a armar el plantel como le parezca, en parte también está la directiva y gente encargada de eso".

"Pero con lo que hemos trabajado y lo que se va a hacer en pretemporada, no hay excusa para no arrancar bien el torneo que viene", expresó el defensa central.

Cuestionado acerca de si necesita el equipo grandes cambios para el próximo torneo, respondió:

"Qué se yo, es difícil decirlo, no tomamos las decisiones, de eso se encarga la directiva y cuerpo técnico, pero sí debe haber un cambio dentro de cada uno de nosotros".

"Cambiar un montón de cosas que no hicimos bien y a partir de ahí, sí va a ser el cambio grande, porque cambien nombres o no, no hay que olvidar que hasta hace poco este equipo había tenido buen funcionamiento".

"Jugadores que no estuvimos en nuestro mejor nivel supimos hacerlo bien, así que hay que tratar cada uno de enfocarse en lo que le corresponde a cada cual, mentalizarse en estas vacaciones para tratar de hacer lo que veníamos haciendo y nos daba resultado. Parece que hay que empezar por ese punto".

Izquierdoz aseguró que tiene toda la intención de seguir en la institución albiverde, por eso "estoy pensando en Santos, desde que llegué me trataron muy bien, tengo contrato, pienso respetarlo".

"La verdad que desde el primer día me sentí muy bien, fueron momentos muy lindos, ahora, este semestre ha sido el más duro que me ha tocado vivir en lo personal".

"Entonces hay que tratar de trabajar más que nunca y revertir esto, hay que cambiar el chip de la cabeza y pensar que el semestre que entra va a ser muy bueno para Santos", dijo.

'Cali' indicó que ha sido un año extraño, "la verdad que es terrible el cambio de un torneo a otro, pero esto ayuda, hay que seguir con el esfuerzo del día a día, concentrados todo el tiempo, sobre todo en un futbol tan parejo se paga caro, debimos, en vez de disfrutar luego de dos títulos, enfocarnos a disfrutar el presente".

Como capitán, el mensaje que da a la afición es de agradecimiento y su petición en apoyo, con la promesa de sacar adelante al equipo el siguiente semestre.

"La gente tiene razón, qué le vamos a decir. Si protestan y hay reclamos hay que aceptarlos, porque no nos salieron las cosas como queríamos".

"Por ahí faltó un poco más de la entrega, a veces en lo futbolístico, la realidad es que nunca se había tenido un torneo tan malo, la gente vino siempre, en el último partido aguantaron la lluvia y otras cosas".

"Venimos trabajando desde hace tres meses con él (Pako Ayestarán), la idea está, ahora falta que le ponga su toque al equipo".

"Pero nosotros no pudimos regalarles un triunfo. Sinceramente a nosotros nos duele tanto como a ellos, no nos da lo mismo tener una campaña mala, porque mancha nuestra reputación, todo lo que habíamos logrado se ve menospreciado".

"Aceptamos las críticas, tienen razón y sepan que de nuestra parte vamos a hacer todo lo posible para revertirlo y pedirles que sigan apoyando, que este equipo va a salir adelante", subrayó.

Ahora se enfoca en la visita que harán a Cuba y tratar de despejar un poco la cabeza después de tanta tensión acumulada en la liga.

Este jueves, tanto Carlos como el resto del equipo, no entrenará, viajarán a las 14:00 horas a la Ciudad de México y de ahí a La Habana, para su compromiso ante la selección cubana.