A pesar de la goleada, no se pierde el optimismo

El Capitán de Santos, quien estuvo ausente del amistoso ante Chivas por problemas personales, resaltó que los primeros 60 minutos del partido se estuvo a la altura, y que se puede mejorar para ganarle a Morelia.

Torreón, Coahuila

No hay margen de error. Santos Laguna tiene que jugar cada partido como si fuera una final, lograr ganar todos los partidos para asegurar Liguilla, o perder uno y esperar resultados. Ante este panorama se entrenó fuerte la mañana de este lunes en el TSM.

El equipo lagunero aprovechó el receso en la liga tras la fecha FIFA para trabajar en enderezar el camino.

"Fue un resultado lamentable, hay que sacarle el lado positivo a las cosas, ese primer tiempo fue bueno, jugaron muchos chicos que no lo venían haciendo, sirve para darle rotación a cada uno de ellos".

En el proceso, se tuvo un partido en Estados Unidos que se perdió por goleada 4-0 contra Chivas, sin embargo los santistas son optimistas, rescatan cosas positivas de la derrota.

"Se entrenó con mucha intensidad, entrenamos bien y fuerte, tenemos que reponernos de los golpes, así que estamos de lleno, pensando en lo que se viene", manifestó el capitán del equipo, el argentino Carlos Izquierdoz.

Precisó que por un problema personal, no pudo acompañar al equipo al partido ante Chivas en Houston, Texas, sin embargo está por enterado de la situación, pero rescata cosas positivas de la derrota.

"Me tocó estar ausente por cuestiones personales, pero lo que pude charlar con mis compañeros, lo que supe fue que se hicieron 60 minutos muy buenos donde el equipo intento y estuvo a la altura y pasó lo que todos sabemos".

Sabe Izquierdoz de la dificultad que enfrentan, ganar todos los partidos que se vienen, el primero contra Morelia, luego en la fecha 13 recibe a Chiapas, sale en la 14 contra Pumas.

Regresa a casa en la 15 para ser anfitrión de Leones Negros, visita en la 16 a Pachuca y cierra la temporada regular en casa recibiendo a Puebla.

Pero para Izquierdoz, hay que enfocarse partido a partido, el primero es este viernes visitando al Morelia.

"Yo creo que no tenemos margen de error, tenemos que hacer 15 puntos para entrar a la Liguilla, tenemos que aspirar a ganar cada uno de los encuentros que tenemos enfrente hay que pensar solamente en el partido que se viene que es ante Morelia".

"Creo que no hay que desviarse de ese objetivo, porque si vemos más allá, no nos concentraremos en el objetivo principal, que es conseguir los primeros tres puntos".

Contra el Morelia, último de la tabla general, se irá a proponer el partido, nada de confianzas, pues es más peligroso un equipo desesperado por ganar.

"Morelia está en el fondo de la tabla, pero ha hecho buenos partidos, interesantes, tiene jugadores que desequilibran en lo individual, entonces vamos a tener que estar en alarma en cada partido que enfrentemos para ir a la Liguilla", comentó.

En lo físico y mental, Izquierdoz dijo estar al cien con Santos Laguna, luego que aprovechara el receso en la Liga para pedir permiso al club y viajar a visitar a su señor padre que está delicado de salud.

"Últimamente venimos de querer aprovechar cada situación y no se ha logrado nada, tenemos que enfocarnos en lo nuestro".

"Muy bien, me tocó vivir una situación complicada, gracias a Dios hoy lo llevamos más tranquilo, así que y ya estoy al full metido con el grupo, con mis compañeros, con este club que me ha dado todo, entonces no queda otra más que mirar hacia adelante y enfocarme en hacer bien las cosas".

Por último, el defensor pampero fue sincero, manifestó que de no llegar a la Liguilla por segundo torneo consecutivo, sería un rotundo fracaso.

"Obviamente sería un fracaso, Santo en un equipo acostumbrado a pelear arriba, estar en todas las Liguilla y el hecho de no calificaren dos torneos de manera consecutiva, sería algo lamentable, pero estamos trabajando y pensando en todo lo contrario", puntualizó

El dato

El equipo de Santos Laguna entrenará hasta la mañana de este jueves en el TSM, ese mismo día pero por la tarde, parten hacia Morelia, Michoacán.