Se deleitan con mesura la victoria

Carlos Izquierdoz, declaró que estaban conscientes de que tenían esa deuda pendiente de ganar en casa y por eso fue muy importante conseguirlo, principalmente por la afición.

Carlos Izquierdoz, capitán de Santos Laguna.
Carlos Izquierdoz, capitán de Santos Laguna. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

En el vestidor de Santos Laguna se celebró el triunfo sobre Jaguares con mesura, pero la alegría se notó en cada jugador, incluso el cuerpo técnico.

Maximiliano Cuberas, auxiliar de Luis Zubeldía, dio la cara y dijo: "Quiero felicitar a los futbolistas por el juego que hicieron, por la entrega para conseguir la victoria. Hacía un tiempo prolongado que no se ganaba de local y bueno contentos por el triunfo y se lo dedicamos a nuestros seguidores".

"Tenemos que ser conscientes que inicia un proceso nuevo, no hay que desesperarse. Es el segundo partido del torneo. Es importante ganar y más de local, hicimos lo que teníamos que hacer y ganamos".

Santos Laguna entrenará este sábado por la mañana a puerta cerrada, descansará el domingo y el lunes regresará al TSM.

Indicó que siempre hay cosas por mejorar, sobre todo deben seguir trabajando, por eso insiste que deben tener paciencia.

"Tuvimos orden, organización, tenemos que buscar estar más tranquilos al atacar. Se mejoró en el segundo tiempo. La precisión nos puede dar más situaciones de gol. Le ganamos a un rival duro. Debemos ser más contundentes, sabiendo que es lo más difícil en el futbol".

En tanto, el capitán Carlos Izquierdoz, declaró que estaban conscientes de que tenían esa deuda pendiente de ganar en casa y por eso fue muy importante conseguirlo, principalmente por la afición.

"Creo que nos faltó liquidar el partido y al final sufrimos ante un rival que juega bien, se quiera o no, pesa el no haber ganado en mucho tiempo y hoy teníamos que ganar como sea, afortunadamente logramos el objetivo", dijo.

Por su parte, Bryan Rabello expuso: "Era lo que nos faltaba, un triunfo para reconciliarnos con nuestra afición, feliz por haberlo conseguido y darles una alegría a toda esta gente que nos ha apoyado siempre, obviamente hay cosas por mejorar y ahora tendremos una semana un poco más tranquila para corregir las fallas".

Por el lado de Jaguares, Rafael García, auxiliar de La Volpe, fue quien salió a conferencia y dio su lectura del partido.

"El primer tiempo fue muy bien controlado, muy buena posesión de balón, llegadas claras, nos faltó declive y en el segundo tiempo a diferencia del primero cuando íbamos a media cancha o tres cuartos de cancha nos faltó profundidad.

Mucha falta de desequilibrio, porque el trabajo que hacemos en la semana, trabajamos en los recorridos, tratamos de hacer un cambio de juego", explicó.

Señaló que empezaron a perder en media cancha con jugadores que tienen mucho juego como Rentería, "nos empezaron a complicar. Hay que seguir trabajando, el torneo pasado terminamos muy bien de visitante, entonces hay que trabajar. La clave fue la falta de profundidad y la falta de equilibrio de tres cuartos de cancha para adelante", expuso.