Santos frente a la incredulidad

El presidente de la institución albiverde, Alejandro Irarragorri, aseguró que todos son bienvenidos para colgarse del éxito del equipo, pues su objetivo no callar bocas sino ganar sirviendo. 


"Hoy jugamos con el plantel más joven en edad del futbol mexicano, pero dinámico y entregado”.
"Hoy jugamos con el plantel más joven en edad del futbol mexicano, pero dinámico y entregado”. (Mexsport)

Ciudad de México

Santos Laguna no es rencoroso, ni busca callar las críticas del pasado. A un día de jugar su siguiente Final en 3 años, la primera de Pedro Caixinha, el equipo se hace de oídos sordos.

"Nos visualizamos trabajando como grupo con gente apasionada, unida y con un mismo propósito”.

"Todos son bienvenidos a colgarse del logro, nuestro objetivo no es cerrar bocas, sino abrir corazones y transformar el espíritu a través de ganar sirviendo", dijo Alejandro Irarragorri a La Afición.

El presidente de los albiverdes no niega que Santos ha sido blanco de críticas, y ésta temporada no fue la excepción, cuando el equipo pudo haberse quedado sin Liguilla, y Caixinha sumado un quinto torneo sin llegar a una Final, situación que no le daba méritos en el banquillo.

"Estamos enfocados en nuestro proceso. Tengo la fortuna de estar al frente de la institución desde hace 17 torneos, en los cuales hemos estado en 13 Liguillas, 11 semifinales, y ésta es nuestra sexta Final, y desde ese día hasta hoy, siempre las dudas y los incrédulos han existido, pero estamos conscientes de trabajar para conquistar la convicción de la afición, paso a paso".

"No es la voz de la opinión pública la que nos mueve, nos mueven nuestros procesos, las medidas y termómetros internos que nos han dado resultados técnicos. Tenemos clara la responsabilidad, y tomaremos las decisiones internas que los procesos conllevan", dijo Irarragorri.

Ante los calificativos de la opinión pública que a veces les pega a favor o en contra, en Santos pesa más el trabajo en la cancha, porque para Irarragori es ahí donde se determina al favorito.

Además, al mandamás de los laguneros no le intimidan los cinco títulos de Víctor Manuel Vucetich, quien ahora puso a Gallos Blancos en la primera Final de su historia.

"Son sólo estadísticas, también Santos está acostumbrado a ganar, para mí las estadísticas son parte del pasado y el futuro se construye desde el presente, y ese es nuestro enfoque. Santos se enfoca en buscar su quinto título", dijo.

El Rey Midas con Rayados de Monterrey, perdió el título ante Santos en la Final del Clausura 2012, cuando los laguneros estaban bajo la dirección técnica de Benjamín Galindo.

Este jueves 'Vuce' irá con Gallos Blancos a la Ida de la Final en el estadio Corona, lugar donde los albiverdes no han perdido en 9 ocasiones, en la fase regular y Liguilla.

"Respetamos a Querétaro como institución y directiva, tienen grandes jugadores, entre ellos a una figura del futbol mundial Ronaldinho, respetamos al equipo y no sólo sus individualidades. Estamos enfocados en mitigar sus fortalezas, aprovechar sus debilidades para que se vuelvan oportunidades", dijo.

Irarragorri quien es presidente de la institución desde el 2006, podría sumar el tercer título, sin embargo antes de visualizarlo prefiere trabajarlo.

"Nosotros nos visualizamos trabajando como grupo con gente apasionada, unida y con un mismo propósito de construir valores con el futbol y dando lo mejor".

Ante la posibilidad de que Luis Mendoza y Jesús Molina, campeones con el América en el torneo pasado, se conviertan ahora en Santos en bicampeones, el mandamás prefiere que sea el proceso y planeación del equipo que lo determine.

"No es la voz de la opinión pública la que nos mueve, Santos está acostumbrado a ganar".

"Nosotros seguiremos fortaleciendo nuestro plantel, somos una institución que busca tener gente en desarrollo y generar mejores seres humanos para así tener mejores futbolistas y un mejor equipo".

"Es parte de la planeación y estrategia que se viene ejecutando de hace 17 torneos, a través del tiempo hemos podido consolidar a jugadores importantes e ir pensando a largo plazo".

"Hoy jugamos con el plantel más joven en edad del fútbol mexicano, pero dinámico y entregado, que tienen la ilusión de ganar el campeonato".