Marchesín, el revulsivo que Santos necesitaba

A la fecha el pampero suma 332 minutos sin recibir gol. Dudaba en salir o no de su país, pues para él era difícil irse de Lanús el equipo al cual se debe el pampero. Ahora es referente de los guerreros.

Torreón, Coahuila

Muchas dudas existían cuando se empezó a nombrar a Marchesín en La Laguna, incluso cuando Oswaldo aún era el cancerbero de Santos.

El mismo “Marche” dudaba en salir o no de su país, pues para él era difícil irse de Lanús, el equipo al cual se debe el pampero.

Afortunadamente se decidió a venir, no hizo olvidar a Oswaldo como muchos afirman, pues cada uno tiene su lugar en la historia del club y en el corazón de los aficionados.

En una entrevista el padre del arquero de Santos Laguna, Pablo Marchesín manifestó que se mal interpretaron las palabras de su hijo Agustín.

En la actualidad es Marchesín el guardameta lagunero y tras la holgada victoria de 5-0 en la ida de la gran final, todo parece indicar que será otro cancerbero que escribirá su historia de éxito con letras de oro en esta joven, pero exitosa institución del futbol mexicano.

Declaró que “Marche” vivió una encrucijada cuando Santos se le acercó para ficharlo, pues dudó en salir de su país, no quería irse. Fue su familia la que lo animó para que emprendiera nuevas aventuras y experiencias.

Afortunadamente accedió, Oswaldo dejó un enorme hueco que se opacó sin duda, ha sido difícll de llenar por el argentino, quien se hizo destacar con sus actuaciones y atajadas desde la primera jornada del Clausura 2015.

Fue pieza fundamental en esos cinco juegos antes del final de la temporada regular, en los cuales Santos ganó cuatro y empató un partido para colarse a la Liguilla.

Dentro de la fiesta del futbol mexicano, el argentino fue pieza fundamental en el triunfo sobre Tigres. Contra Chivas, sus atajadas fueron espectaculares para mantener el cero en casa y en el Omnilife.

En el partido de ida de la gran final ante Querétaro, Marchesín ayudado por sus compañeros defensores, mantuvieron el cero en su arco.

A la fecha el pampero suma 332 minutos sin recibir gol, sin duda toda una hazaña para un arquero profesional y comprometido con equipo y los colores.

Curiosamente, cuando los porteros pasan por excelente momento en Santos Laguna, se logra campeonar.

EL DATO

En 1996 José Miguel fue factor y figura del equipo, un portero que se ganó el cariño de los aficionados de Santos Laguna.

En 2001, Santos dirigido por Fernando Quirarte, llegó a la final, ganándole al Pachuca con Adrián Martínez en el arco. 

En la era reciente, un portero que le ha dado mucho a esta institución, sus últimos y mejores años de su carrera, Oswaldo Sánchez. Vino en un momento crítico, cuando Santos estaba por descender, no sólo se salvó, sino que fue campeón en 2008 cuando Santos era comandado por Daniel Guzmán.

El 2012, el cuarto y último campeonato del equipo, Oswaldo Sánchez levantó el título de campeón nuevamente. Ese año Oswaldo rompía varios récords, por minutos jugados, penales atajados y partidos en primera división.