Santos, ante un panorama adverso en Libertadores

El cuadro que dirige Pedro Caixinha fue ubicado en el Grupo 8, sector en el que se medirá ante un cuadro argentino, otro uruguayo y uno más de origen venezolano

Oribe Peralta
Oribe Peralta (Mexsport)

Ciudad de México


Desde el inicio del Apertura 2013, Pedro Caixinha dejó en claro que uno de sus objetivos era calificar a los Guerreros a la Copa Libertadores para el 2014. Al quedar ubicados en el segundo sitio de la clasificación general, los de Torreón accedieron de manera automática a la justa más antigua del continente americano, y luego de un sorteo en el que el tedio fue la tónica constante, el cuadro de La Laguna ya conoce su suerte en la fase de grupos.

LOS RIVALES

PEÑAROL: Con más de 122 años de historia, Los Carboneros buscarán trascender en la edición 2014 de la Copa Libertadores, fieles acostumbrados a hacerlo en su pasado glorioso. El cuadro uruguayo ostenta en sus vitrinas los campeonatos de esta justa pero de los años 1960, 1961, 1966, 1982 y 1987, por lo que no sería extraño verlos protagonizar el certamen con actuaciones sobresalientes, sobre todo en el Estadio José Pedro Damiani.  

DEPORTIVO ANZÓATEGUI: Solo cuenta con 11 años en su haber, pero La Fuerza Aurirroja, como también es conocido el conjunto ecuatoriano, se ha convertido en uno de los equipos que más recurrentemente se gozan de los primeros puestos en su liga. Pocos apuestan por esta escuadra dirigida por Juvencio Betancourt, pero nadie puede descartarlos; podrían sorprender a propios y extraños.

ARSENAL DE SARANDÍ: Esta será la cuarta participación de Arsenal en la Libertadores, y aunque no ha gozado de actuaciones dignas de ser recordadas en la Copa, sin duda es el rival más incómodo para los Guerreros, debido a lo volátil de su futbol y lo gitano de su juego. El club bonaerense sabe lo que es vencer a equipos mexicanos en máximas instancias, pues fue precisamente este cuadro el que derrotó al América en la final de la Copa Sudamericana en 2007.