Debutan con triunfo

Con un gol solitario de Oribe Peralta, Santos Laguna hizo su debut en la Copa Libertadores de América ante el Arsenal de Sarandí en el Estadio Corona.


Torrreón, Coahuila

Luego de 10 años de ausencia en la justa continental, los laguneros tuvieron un buen comienzo imponiéndose con lo justo, ante un rival que también generó oportunidades de gol, pero Oswaldo Sánchez tuvo otra gran noche.

Arsenal con mucha dinámica, pero poca efectividad a la ofensiva y Santos con su toque intentó muchas jugadas.

Caraglio desperdició la primera oportunidad de gol del partido, cuando dentro del área encaró a Oswaldo Sánchez, pero su remate lo hizo muy desviado a los 6 minutos.

Los laguneros insistieron en tener el balón, controlar el partido y explotar las bandas. Así fue como al minuto 19, Carlos Darwin penetró por el sector derecho, se llevó a dos defensas y mandó centro que Oribe Peralta remató con la pierna derecha al fondo de la red, para el 1-0.

Sarandí reaccionó de i mediato, se fue al ataque y Oswaldo Sánchez desvió un remate peligroso de Caraglio. Se cobró saque de esquina que Mariano Echeverría remató con la cabeza y sobre la línea salvó Javier Abella al 23’.

El partido se abrió, Arsenal empezaba a ser más insistente, peligroso, pero conforme avanzaron los minutos el equipo lagunero recobró la iniciativa y la presencia en el área rival, donde el guardameta Cristian Campestrini le robó una opción de peligro a Mauro Ceja, quien tuvo para hacer la jugada, pero decidió hacer un recorte, facilitando la recuperación al cancerbero.

Segundo tiempo

Arsenal arrancó presionando a la defensa albiverde, al 55’ armó una buena jugada que culminó con un gran remate de Marín Rolle que Oswaldo atajó con apuros.

Eran momentos de presión visitante, pues Santos esperaba, pero asumía riesgos al cederle la iniciativa a un rival que recurría a cualquier recurso para tratar de encontrar el empate.

Cuando se lo propuso, Santos fue peligroso, Ribair estuvo muy participativo en recuperación y ataque, tuvo para fusilar al arquero Campestrini, pero optó por buscar a Oribe, sin embargo, la defensa evitó que el esférico le llegara al delantero.

Al 75’, en cobro de una falta, el balón viajó hasta el área, donde metió cabezazo Milton Caraglio, pero grande estuvo Oswaldo Sánchez para robarle la anotación con una gran atajada.

Santos se fue al abordaje, aprovechó el ingreso de Rentería, quien entró por su compatriota Quintero, para penetrar con velocidad por el sector derecho.

Sarandí cerró presionando, con más ganas que efectividad, Santos cerró defendiendo y a la caza al contragolpe.

Ya en el cierre del partido, Juan Pablo Rodríguez cometió una falta cerca del área, Zelaya cobró la falta, estrelló en la barrera, metieron de nuevo el esférico al por alto, Oswaldo rechazó y tras ser cargado por un rival casi desata la bronca, pero no pasó a mayores.

El partido terminó caliente, pero los tres puntos se quedaron en casa.