Regresa 'el Chato' al campamento Guerrero

Después de dos semanas de ausencia, Juan Pablo Rodríguez regresó al plantel para reincorporarse a los entrenamientos, de cara al partido de homenaje a 'Chucho' Benítez frente al América.

Juan Pablo Rodríguez recordó que hace un año fue la balacera en el TSM.
Juan Pablo Rodríguez volvió a los entrenamientos (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Juan Pablo Rodríguez ha pasado momentos muy difíciles al lado de su esposa, quien se encuentra internada en un hospital de Guadalajara, donde afortunadamente ya evoluciona favorablemente y por eso el 'Chato' ha podido regresar a los entrenamientos con Santos Laguna, con la posibilidad de jugar ante las Águilas este sábado.

"Salgo fortalecido de esto porque la gente estuvo al pendiente y el hecho de que mi señora haya estado en sus oraciones ayudó a que todo mejorara".

Fueron dos semanas de ausencia las que tuvo el mediocampista y fue objeto de una gran bienvenida de parte de sus compañeros, quienes han mostrado su solidaridad en todo momento. 

El técnico Pedro Caixinha lo alentó y de inmediato lo puso a trabajar con el resto del equipo, mostrando las ganas que tenía de estar de nuevo en la cancha. 

Comentó el jugador que su esposa, Karla Reinoso, permanece aún internada en un hospital de Guadalajara, pero está fuera de peligro y ha mejorado su salud, por eso Juan Pablo ha podido regresar a sus labores con el conjunto albiverde, el cual enfrentará este sábado al América en juego amistoso a beneficio de los familiares del 'Chucho' Benítez.

Al final de la práctica, el Chato declaró: "Gracias a Dios el tema familiar se va resolviendo, las cosas han cambiado, es muy importante y me da más tranquilidad para estar aquí, para ponerme bien en todos los aspectos físicos y emocionales para meterme a ayudar al equipo. Sólo queda esperar que vayan mejorando las cosas tanto en lo personal como en el equipo". 

Luego dio gracias a quienes lo apoyaron en esos momentos difíciles por los que atravesó junto con su familia, pues muy delicada de salud estuvo su esposa.

Por eso valoró las muestras de solidaridad: "Es muy gratificante estar en una institución que tiene estos valores, que ayuda a cada uno de nosotros.

 "Gracias a Dios el tema familiar se va resolviendo, las cosas han cambiado, es muy importante y me da más tranquilidad para estar aquí."

En mi caso recibí todo el apoyo de la institución y de cada uno de sus trabajadores. Gracias a los medios, de quienes recibí bastante apoyo y por supuesto a la afición que estuvo al pendiente." 

Juan Pablo Rodríguez se reportó listo para lo que determine el técnico Pedro Caixinha, así que por lo pronto viajó con la delegación albiverde que por la tarde emprendió el viaje a la Ciudad de México, donde le espera el duelo amistoso ante el América, un homenaje al fallecido Christian Benítez.

Al respecto, el jugador tapatío señaló que hay que apoyar esta acción que realizan América y Santos, en apoyo de la familia de quien fuera un ejemplo de vida en lo deportivo y humano, por lo que espera que haya un lleno en el Estadio Azteca.