Liberan a los aficionados de Tigres

Deberán cumplir en 6 meses disposiciones como no asistir al TSM ni a eventos masivos. Los abogados defensores se coordinarán con el Club para ofrecer una disculpa pública a la afición.


Deberán cumplir las disposiciones en 6 meses.
Deberán cumplir las disposiciones en 6 meses. (Carlos Hernández Castrejón)

Torreón, Coahuila

Luego de permanecer más de 20 días detenidos, este viernes por la tarde fueron liberados los 14 seguidores de Tigres acusados de participar en los actos violentos en el Territorio Santos Modelo, el pasado 23 de abril.

Alrededor de las 12:30 horas se realizó la audiencia en la sala de los Juzgados de lo Familiar, donde la juez de Primera Instancia en Materia Penal en Juicios Orales, determinó la libertad condicionada a los involucrados, tras reparar el daño al Club Santos Laguna, por una cantidad estimada en 350 mil pesos.

La audiencia fue con los detenidos, sus abogados y los representantes legales de Santos Laguna.

La detención de los 14 seguidores de Tigres ocurrió el pasado 23 de abril, tras celebrarse el partido Santos-Tigres en el Estadio Corona. Una riña campal en la explanada y en las afueras del TSM derivó en su captura.

Todo caminó de manera favorable ante la disposición que mostraron las partes involucradas, se hizo un receso y alrededor de las 14:35 horas salieron los abogados defensores para hacer el anuncio de la liberación de los 14 detenidos provenientes de la zona metropolitana de Nuevo León.

Sonrientes fueron al encuentro de sus familiares, quienes esperaban angustiados en la plaza frente a los juzgados, ahí se fundieron en un abrazo y lágrimas al poder regresar juntos a casa, después de que la juez decretara la libertad condicional de los muchachos, quienes ahora deben cumplir condiciones.

Se promovió la suspensión condicional del procedimiento y así que la defensa pidió a la juez se impusiera condiciones a los imputados, lo cual aceptaron y se repararon los daños al Club Santos Laguna.

El abogado Jesús Javier Rodríguez Robles explicó que el proceso está suspendido, así que los jóvenes están en libertad condicionada, por lo que ahora deberán cumplir durante el término de seis meses las condiciones que se les pusieron.

Como no asistir al Territorio Santos Modelo, no asistir a eventos masivos deportivos, tener un comportamiento ordenado ante la sociedad, no ingerir bebidas embriagantes, no consumir estupefacientes.

Ahora, en coordinación con el Club Santos, se fijará la fecha y lugar para que los seguidores de Tigres que fueron imputados pidan una disculpa pública hacia el club y su afición. "La intención es que los muchachos a través de esta defensa hagan una disculpa a toda la afición", expuso.

Dijo que el monto fue el que exigió el Club Santos, se manejó una cifra elevada, pero no llegó a esa cantidad, así que en este momento se hizo la reparación del daño y el Club se dio por resarcido en los daños.

Los daños a los vehículos particulares también fueron resarcidos por la mañana ante el Ministerio Público, fueron 18 afectados.

Ahora, los seguidores de Tigres liberados enfrentan el desafío, en la mayoría de los casos, a tratar de encontrar trabajo nuevamente, para pagar lo que sus familias consiguieron en base a préstamos para cubrir con la cantidad requerida para conseguir su libertad.

"No es necesario que los jóvenes acudan periódicamente ante la autoridad local, como se dice, a firmar, ya que el control de su comportamiento y de su estancia lo va a llevar el Ministerio Público, según lo establece la ley", señaló Rodríguez Robles.

Considera que el tiempo que llevó este proceso para la liberación de los seguidores de Tigres fue adecuado, ya que la ley establece los tiempos en que la defensa busca salidas alternas como la que ahora alcanzaron para llegar a un acuerdo, de lo contrario pudieron esperar hasta un mes y medio más para intentar año que se llama procedimiento abreviado, o ir a una audiencia donde se les acusara y luego a juicio oral, que llevaría de seis a siete meses. El término que duró esto fue razonablemente corto.

Los imputados regresaron a su casa, no hicieron declaraciones públicas por derecho propio y porque así lo aconsejaron los abogados.
El monto de daños fue de 350 mil pesos, cantidad dividida equitativamente entre los 14 involucrados.