Triunfo que da vida

Dos equipos involucrados en el tema del descenso, que requerían del triunfo para mejorar su situación. Santos llegó con seis partidos sin conocer la victoria, los chiapanecos con 12.


Torreón, Coahuila

Santos Laguna resolvió en 5 minutos un partido que estaba trabado y plagado de errores. Jaguares había conseguido enredar el juego en medio campo, hasta que Sandoval y Dávila acertaron en la segunda mitad, para cerrar dignamente el torneo en casa con un 2-0.

Dos equipos involucrados en el tema del descenso, que requerían del triunfo para mejorar su situación. Santos llegó con seis partidos sin conocer la victoria, los chiapanecos con 12.

EL PARTIDO
En minuto y medio Santos cobró dos tiros de equina, el segundo lo remató el zaguero Néstor Araujo encima del arco. Los laguneros empujaron a su rival en los primeros 5 minutos, hasta que los chiapanecos se animaron con un remate de Jonathan Fabro que detuvo Marchesín.

En el cierre, sin trascender, los dos equipos se neutralizaron y el triunfo albiverde se concretó y así se volvió a festejar en el Corona, en la despedida del torneo en casa, con un compromiso por cumplir en Toluca.

Ulises Dávila hizo la primera de peligro de Santo al 15', tuvo la pelota dentro del área y con pierna zurda sacó tiro descompuesto, apenas desviado cuando tenía para algo más.

Se equilibraron las acciones, estaba claro por qué son las peores ofensivas y el último y penúltimo de la clasificación, muy erráticos los dos equipos, fiel reflejo de la situación que impera en sus filas, regalando balones, jugaban a nada.

Jonathan hizo despertar a los laguneros con una escapada desde medio campo por sector derecho, entró al área y sacó tiro raso y cruzado, muy cerca de convertirse en el primer tanto del partido al minuto 27.

Chiapas tuvo la suya al 32', en un centro raso desde sector izquierdo de Bryan Angulo, el 'Quick' Mendoza cerraba a segundo poste para rematar a gol, pero antes barrió Néstor Araujo para desviar apenas a un costado de la portería.

Jaguares acusó cansancio, Santos utilizó pelotazos sin ton ni son, partidos y sin idea, Marchesín desesperado pegaba de gritos a sus compañeros. Lo mejor que pudo pasar fue que se acabara la primera mitad.

Arrancando la segunda parte, Ulises Dávila tomó velocidad, abrió un poco a la derecha para Djaniny Tavares, parecía muy largo, pero el caboverdiano controló y mandó servicio retrasado, templado para Gael Sandoval, quien controló con el pecho y con pierna derecha remató pegado al poste, un poco desviado por la defensa, suficiente para el 1-0 al minuto 47.

Fue la jugada que abrió la llave del triunfo para Santos, pues al 51' Ulises Dávila robó la pelota en la salida de Chiapas por sector derecho, se enfiló hacia el semicírculo y ahí sacó remate cruzado con pierna zurda para el 2-0 al minuto 51'.

Santos llegó a 13 puntos, está en el lugar 16, Jaguares es último con 6.

Jonathan Fabro se animó a ir hacia adelante, corrió por sector izquierdo y mandó centro medido que Julio Nava remató con la cabeza, apenas desviado de la portería de Marchesín. Pero los visitantes estaban apretando, tanto que al 64' Fabro metió cabezazo al poste.

Los chiapanecos fueron perdiendo fuerza y los laguneros retomaron el control, cerca estuvieron del tercero al 78', pero Jonathan Rodríguez fue egoísta en el área rival, tuvo a Dávila abierto para darle el balón, pero el uruguayo prefirió sacar el disparo, que se fue por encima.

El público se animó, hace mucho no lo hacía, incluso hizo la 'ola', los más de 18 mil estuvieron a la espera de que su equipo cerrara dignamente y no había manera de quitarles esa alegría de festejar un triunfo del torneo en casa, sobre todo por lo escasos que estuvieron.

Santos comenzó a retroceder, eso le dio oportunidad a Jaguares de intentar hacer su gol, pero su juego era impotente, congestionado en medio campo, con pocas ocasiones en las áreas.