''El hijo pródigo'' vuelve Templo del Desierto

El joven guerrero, Gael Sandoval, estuvo en el programa ''Somos Santos'', que se transmite por Multimedios Laguna. Contó su travesía desde que salió de Bravos y cómo fue que regresó a Santos.

 Gael Sandoval, jugador del albiverde, estuvo en el programa que se transmite por Multimedios Laguna, ''Somos Santos''.
Gael Sandoval, jugador del albiverde, estuvo en el programa que se transmite por Multimedios Laguna, ''Somos Santos''. (Luis Salcedo Cassio)

Torreón, Coahuila

El juvenil guerrero, Gael Sandoval, fue el invitado de honor en la edición de este lunes en el programa ''Somos Santos'', transmitido en vivo desde el Auditorio Orlegi del TSM, donde se hizo presente una gran cantidad de afición.

El santista, que recientemente se ha ganado un puesto en el equipo, narró su experiencia en el futbol, donde llegó muy joven y ahora piensa consolidarse en el equipo albiverde.

“La verdad que de cuatro años para acá, estaba en la sub-17, me gustaba viajar y todo, pero no pensaba en ser de primera división, fui creciendo y anhelando otras cosas”, comentó Gael.

La afición santista se vio representada por Édgar y Érick. Dos jóvenes abonados muy entusiastas que piensa que el equipo puede llegar hasta Liguilla, ya se dio el primer paso que era ganar y tomar confianza.

Le tomó por sorpresa cuando le dijeron que iba a venir a Santos Laguna, donde pelearía por un puesto titular en el primero equipo.

“Realmente cuando me comentaron que venía para santos, mi ida era estar en Guadalajara, había otros equipos, tenía 16 años, allá estaba la familia y amigos, me avisan y al principio me rehusaba, jugaba allá y cuando me comentaron que venía a Santos fue difícil”.

Fue madurando hasta saber que sería futbolista ya esto se iba a decidar el resto de su vida.

“Tenía la mentalidad de un niño, no te querías mover, tenias 16 años, la comodidad, entonces me dicen que vengo a Torreón y no quería venir, no era opcional y es algo que pasó y bajo ciertas normas, llegue y aquí me abrió el panorama de ser futbolista”.

Le gusta estar en La Laguna. “Ya conocía cuando venía de rival, me sentía bien, no se me dificultó el estar aquí en Torreón, es tranquila y me gusta”.

Érick por su parte, de familia de golfistas, opinó que Sandoval debería ser titular por arriba de Hiniestroza.

“Nunca pensé ser futbolista, mi familia es más del golf. Yo también recuerdo que vine a una final sub 20 y aquí estaba Gael, yo veía que tenía con qué, andabas en Juárez y ahora que está aquí, en mi opinión, es mejor que Hiniestroza”, comentó.

''La competencia interna es complicada en Santos, pero es eleva el nivel de cada jugador'', manifestó el joven albiverde.

“Es bueno en cualquier equipo que haya competencia en la misma posición, la decisión difícil es del entrenador”.

Su estilo es descarado, ir a encarar. “Me gusta encarar, me gusta ir por la pelota, obviamente para ayudar al equipo, me ha faltado en lo personal esforzarme un poco más, hacer cosas diferentes, para ayudar a Santos”.

Tuvo experiencia europea y para regresar, sabe que debe hacer bien las cosas en Santos Laguna.

“En La Roma, fue en Viareggio, con la Sub 20, hubo tres partidos y no pasamos, pero se pusieron en contacto con Santos para ver sí podía ir a Roma a probarme, me fui a explorar con unos amigos y justamente me hablan que iban a pasar por mí para ir a entrenar a La Roma, nos llevaron y ese mismo día y fue una experiencia increíble, ver a los jugadores de primera“.

Cuando estuvo con Bravos de Juárez en la división de ascenso, maduró mucho en lo futbolístico, lo mismo que en Santos.

“Mi mentalidad cambió por Juárez, regresé a esa mentalidad de cuando tenía 16 años, jugaba por disfrutar no por el resultado, aquí en Santos maduré mucho, fue fundamental mis compañeros para crecer futbolísticamente”, aseveró.
 
Por cierto, fue campeón con Bravos, donde dijo, había un gran entendimiento en la cancha.

“El equipo mejor, en ese torneo que fuimos campeones, todos jalábamos parejo, no nos conocíamos fuera, pero dentro de la cancha sí, cada quien sabíamos qué debíamos hacer y eso fue factor para salir campeón”.

A su regreso a Juárez, tuvo público dividido cuando fue a jugar con la casaca santista. “Me abuchearon, pero mucha gente me recibió bien, sentía al principio raro, había mucha gente de Santos en la tribuna”.

“Queremos más triunfos, andamos apurados con el descenso, pero este equipo no está para pensar en eso sino en cosas grandes”, concluyeron.

Aprovechar el estar en Santos en primera división. “No lo creía venir a Santos, por situaciones que habían pasado aquí, trabajé un año fuera para estar de regreso en Santos y hay que provechar la oportunidad de estar aquí”.

El estar jugando en la lateral, no le incomoda, pero no es su posición. “No cómodo, pero en estos partidos que jugué, ví el juego diferente, estar en otra posición es distinto jugar de lateral, lo que más me costó fue en pensar cómo defender ante gente rápida, hice lo mejor posible”, declaró.

El haber ganado contra León, no fue obra de la casualidad, dijo. “La suerte la buscamos nosotros, no es casualidad el triunfo, teníamos que ganar y más con nuestra gente, así lo buscamos y así fue”.

Ya con la motivación y la confianza a tope, Érick, el aficionado abonado, manifestó que Santos está para pelear otras cosas y no el descenso.



CFG