¡Dan la cara!

Jugadores, cuerpo técnico y directivos de Santos Laguna, explicaron la situación actual del equipo, incluso algunos elementos, como Carlos Izquierdoz, llegaron hasta las lágrimas.

Carlos Izquierdos rompió en llanto en su turno para hablar.
Carlos Izquierdos rompió en llanto en su turno para hablar. (Aldo Cháirez Villegas)

Torreón, Coahuila

Este no fue un programa común, la directiva, encabezada por su presidente, Alejandro Irarragorri y el cuerpo técnico, por José Manuel de la Torre, dieron la cara en el programa "Somos Santos", transmitido en vivo desde el Auditorio Orlegi del TSM, donde se explicó la situación actual, algunos jugadores, como Izquierdoz, llegaron hasta las lágrimas.

"Me voy optimista, porque tengo confianza firme por cada uno de los jugadores y colaboradores y cada uno del cuerpo técnico, estoy seguro que están forjando un pilar que significará un crecimiento grande de esta institución".

Para explicar todo, una hora no fue suficiente, por lo que el programa se extendió dos horas, pues los temas a tratar lo ameritaban, empezando con la derrota de este domingo ante Xolos y el sentir de cada uno de los jugadores.

De inicio tomó la palabra el presidente, Alejandro Irarragorri, quien reconoció el momento de crisis que aqueja al club, sobre todo en resultados deportivos, dijo sentirse apenado con la afición, sin embargo, confiado en salir de este profundo bache.

"Agradezco a Multimedios para permitirnos comunicarnos con nuestra afición, me permito comunicar a ustedes, queremos dar la cara, pararnos frente a nuestra afición, queremos agradecerles, saber cómo nos sentimos, a donde vamos, compartir nuestro sentimiento, nuestros sueños e ilusiones y también poder hacer varias reflexiones ante el momento que vivimos", comentó el mandamás albiverde.

Apenados con la afición

"Tengo la fortuna y bendición de presidir esta institución, hoy por 10 años, años de haber iniciado un camino con una profunda crisis, donde el equipo sufría mucho, las crisis tiene siempre algo muy especial".

"En el 86 la primera vez que portamos estos colores, en el 96 primer campeonato, en el 2006 se inició un camino hacia la trascendencia y profesionalización y a ser un estandarte de La Laguna y de México".

"Hoy en 2016 estamos llamados a retos, este equipo está hecho de crisis, estamos pasando por eso y lo reconozco, por una crisis profunda, donde los resultados no nos acompañan, los resultados no están ahí y eso nos apena con nosotros mismos y profundamente con nuestra afición, que deposita su corazón en esta institución", aseveró.

Confiado el mandamás santista en salir de la situación con el apoyo de su gente, de oficina, cuerpo técnico, jugadores y afición.

"En diez años muchas las cosas hemos construido juntos, tuve la fortuna de iniciar con un grupo de jugadores que después fueron héroes, ídolos".

"Ante esta crisis que hoy vivimos estamos posesionados, porque tenemos mejor afición, infraestructura, colaboradores con valores, porque tenemos al cuerpo técnico que siempre soñé y hoy tenemos a ellos hacia los retos que tenemos adelante".

Las crisis en la historia de Santos, los ha llenado de grandeza, Irarragorri no duda en poder salir de esta adversa situación en cuestión de resultados.

"Yo soy Alejandro Irarragori, tengo 45 años, 21 años de casado, soy administrador de empresas, tengo la fortuna de trabajar por La Laguna, estoy aquí porque creo que a través del deporte se logran grandes cosas".

"Hemos vivido muchos momentos de crisis, deportiva, de seguridad, económica y soy testigo fiel, que siempre Santos levantó con la fuerza de su afición, me siento emocionado y privilegiado de tener en estos hombres un grupo de Guerreros, y sin ellos, no hay Santos y cada uno de nuestros aficionados es un guerrero", manifestó.

Agregó que, "el éxito y la esencia del equipo está en el espíritu de esta región, estoy convencido a que estamos llamados a grandes cosas y estoy comprometido para trabajar día a día con el sudor de mí frente y regalarle a la afición grandes satisfacciones".

Garantizó un nuevo ciclo de éxitos para el club y su afición.

"Yo les garantizo, que estamos en un punto de iniciar un nuevo ciclo de 10 años, pareciera que los resultados no están para avalarme, pero conozco muy bien la pasión y corazón que todos ponen en su trabajo cada día y les garantizo que sin guerreros, no hay Santos y aquí estamos todos llamados a ser un gran Guerrero", puntualizó el presidente del equipo.

El club hizo un ejercicio con la mayoría del plantel, cuestionándoles, quiénes son, para qué están en Santos y qué sienten en estos momentos de crisis, cada uno tomó el micrófono, repitiéndose muchas veces dos palabras, "tristeza y frustración".

Pero también venían acompañadas de palabras como, motivación, trabajo y esfuerzo, todo ello para revertir los malos resultados.

Así lo dijo el mediocampista, Jesús Molina.

"Lamentablemente estamos reunidos por el mal momento, esperemos que nos reunamos cuando estemos mejor y estoy seguiros que así será, festejando un campeonato".

"Me siento triste por la situación, a mí y a mi familia nos puede, hay ese malestar, esas cosas a veces la gente no las comprende, las cosas no se están dando".

"Vine con la ilusión de trascender, de lograr títulos, la intención de ser de los jugadores que más campeonatos tenga en el futbol mexicano, tenemos la intención de darle satisfacciones a nuestra afición, podemos levantarnos de este mal momento, y es tiempo para demostrar de qué estamos hechos", dijo.

Kristian Álvarez, defensa central, dijo estar aquí para trascender.

"Comprometido, desde el primer día que llegue, era una ilusión ir a Santos, no se me olvida el primer día que llegue, las instalaciones y el club, han venido jugadores con mucha historia y vine a eso, a triunfar, a ganar a darle títulos a la gente y para esto estoy aquí".

Mientras que César Ibáñez, se dijo impotente por la situación, el no poder entrar al terreno de juego a ayudar a sus compañeros.

"Hoy me siento con coraje e impotencia, me duele ver la situación, creo que todos hemos trabajado de una manera muy buena, respetando nuestros horario y entrenamientos, alimentándonos bien y eso al final de cuentas, cuenta mucho".

"Todos estamos comprometidos y confío en que saldremos de la situación, es cuestión de afinar un par de cositas, gracias a la directiva que nos da la oportunidad de estar aquí. Estoy recuperándome de mi lesión y estoy con la ilusión y el hambre de salir de esta situación y ayudar al equipo a levantar una copa más".

Javier Abella reconoció que no está en su mejor momento, pero trabaja en ello.

"Me siento frustrado, esta situación que estamos viviendo, en ese sentido, tanto a mí como a todos, estamos molestos por esto, en lo personal, estoy en deuda conmigo mismo y la afición, con mis compañeros, no ha sido la mejor versión de uno".

"Cuando cada quien en lo individual está bien, en lo grupal sale todo de la mejor manera, trabajo para salir de esto junto con mis compañeros", dijo.

Nestor Araujo, a pesar de estar enojado consigo mismo, se dijo motivado.

"Enojado y triste, pero me motiva que podemos salir de esta situación, para eso estamos acá, para ser campeones, ya me tocó, pero estamos para sacar la cara en las malas, es una buena oportunidad para revertir esto", aseveró.

Ulises Dávila quiere ver a Santos en lo más alto.

"Tengo plena confianza a que el equipo regresará a estar donde se merece, pelear campeonatos y estar en Liguilla, estar en lo más alto de México. Estoy aquí para trascender, son un grupo de Gurreros, de la nada se consiguen grandes cosas y quiero ser parte de esto".

Villafaña, sabe que puede dar más.

"Frustrado y enojado, sabiendo que en lo personal pudiera dar más para ayudar al equipo y salir de este mal momento, que afecta en lo cotidiano también, hay que sacar esto adelante a base de trabajo y esfuerzo, tener una autocrítica y salir de esto lo antes posible", declaró.

Gael Sandoval manifestó que el equipo está unido, no se explica por qué no se dan los resultados.

"La situación es frustrante, saber que hay un equipo acoplado en aspectos de personalidad, es triste, pero creo que vamos a salir adelante, no tengo la menor duda. Estoy aquí porque el club me ha dado la confianza de estar aquí y crecer como persona, la visión y valores de la institución, te forja como persona y futbolista y eso es importante".

Freddy Hiniestroza, con sentimientos encontrados.

"Tengo sentimientos encontrados, estoy feliz por estar aquí, pero triste por estar en esta posición, trabajamos y hay mucha calidad en los jugadores, quiero ser parte de la historia de este equipo y ganar títulos, un equipo que ha empezado desde abajo y quiero ser parte de eso".

El referente del equipo, Agustín Marchesín, está frustrado al no poder devolverle a la afición el cariño que les han demostrado a pesar de los resultados.

"Me encuentro muy frustrado, enojado conmigo mismo, de no poder devolverle a la afición el cariño en la cancha, la directiva me ha tratado muy bien siempre, tengo la suerte de tener buena relación con la directiva".

"Uno sufre cuando las cosas no se dan, tratar de apoyarte en la familia y uno no la pasa bien, pero estoy afortunado de estar acá, nadie me obligó a venir, yo quise hacerlo, quiero estar aquí a largo plazo".

"Me siento afortunado de estar aquí, el aficionado nos acompaña a pesar de los resultados y eso nos avergüenza, el no poder darles el triunfo y los resultados, esperemos terminar el año de la mejor manera".

Martín Bravo, simplmente se dijo avergonzado.

"Me da vergüenza, trabajamos duro y los resultados no llegan, uno se pregunta por qué, a veces la gente no ve cosas, o no siente como lo sentimos nosotros, quieres romper todo en el vestidor".

"Pero tenemos mucho para dar todavía, esto no está perdido, tenemos mucho para darle a la gente y a la institución, estoy agradecido a la dirigencia por darme la oportunidad, nunca dudé en venir, estoy contento y feliz de estar acá".

Quien conmovió a todos en el Auditorio Orlegi, como en los miles de hogares laguneros hasta donde llegó la señal de Multimedios Laguna, fue el argentino Carlos Izquierdoz, quien no pudo terminar lo que quería decir, se le hizo un nudo en la garganta hasta el grado de soltar el llanto.

"La familia sufre con nosotros, cada uno tenemos nuestros problemas y es duro en verdad la situación. Les prometo que vamos a dar la cara, este grupo se va a unir muchísimo, queremos el voto de confianza de ustedes que vengan y nos apoyen, todos unidos revertiremos esta situación, les prometo el trabajo y la seriedad departe de todos", comentó el pampero con la voz cortada y lágrimas en los ojos.

La única persona que ha sido campeón como jugador y técnico, un personaje muy querido en La Laguna, es sin duda, el "Maestro", Benjamín Galindo, quien se dijo dolido con la situación adversa.

"Es un orgullo estar aquí, pertenecer a esta institución, te duele, es lógico, es la cuarta vez que yo estoy acá y vengo con una gran ilusión, sé que nada es fácil en la vida, es un gran reto para nosotros, a eso vengo, a este reto bonito".

"Sé que hemos vivido de todo en la Comarca y estoy seguro que con este plantel lleno de jugadores consagrados y jóvenes, que quieren al equipo y dejan la piel en cada entrenamiento".

"Pero en la vida pasan cosas no tan buenas, para eso son los retos, este equipo tiene personalidad y futbol y tenemos a la mejor afición, estoy acá para seguir trascendiendo, tratar de ser mejor hombre y mejor director técnico", añadió el "Maestro".

Finalmente, la gente quería oír la opinión del estratega, José Manuel de la Torre, el "Chepo", dijo que este grupo tiene agallas para salir de este momento.

"Estoy aquí porque recibo una oferta de trabajo de una institución, tuve acercamiento de esta directiva serie, sabiendo toda su infraestructura, la forma de aplicar los valores y me identifico, no dudé en poder aceptar, sí hay voluntad se arregla todo".

"Sabiendo que era un plantel joven con gran potencial, era un proyecto y un reto importante, creo y tengo gran confianza en el grupo, no dudo en ellos, sé que pronto va a estallar, a florecer todo lo que nos ha costado organizarnos mejor".

"El poder jugar mejor y mejores resultados, me siento orgulloso, dignificado a ser parte de este proyecto, también me siento muy comprometido, este gran reto y responsabilidad, poder tener la capacidad de transmitirles todo lo que podemos lograr juntos".

"Yo les garantizo, que estamos en un punto de iniciar un nuevo ciclo de 10 años, pareciera que los resultados no están para avalarme, pero conozco muy bien la pasión y corazón que todos ponen en su trabajo cada día".

"Pero sí no existe el talento para poderlos desarrollar, va a seguir siendo una simple idea y aquí hay todo para que esa idea sea una realidad está en nosotros el poderlo desarrollar, tenemos todo el apoyo de la directa y afición".

"Todos estos inconvenientes que hemos tenido, los amos a revertir, el grupo está apenado, está triste, pero comprometido y tiene la fuerza y las agallas para lograrlo, vine aquí por títulos", concluyó.

El presidente del equipo, Alejandro Irarragorri, cerró el programa con un mensaje para la afición.

"Quiero agradecerles a nuestros jugadores y cuerpo técnico, el poder expresar como nos sentimos, ha sido un año difícil para varios de nosotros, tener que superar cosas muy complejas que nos acompañan en nuestro trabajo, no es sólo eso, es un trabajo de vida y en eso, nosotros nos convertimos en familia, pasamos mucho más tiempo entre nosotros que con la nuestra".

"Así que somos una familia, que no pude ser perfecta sin nuestra afición, les agradezco a los presentes y a quienes nos ven en sus casas, gracias por habernos escuchado y compartido con nosotros".

"Me voy optimista, porque tengo confianza firme por cada uno de los jugadores y colaboradores y cada uno del cuerpo técnico, estoy seguro que están forjando un pilar que significará un crecimiento grande de esta institución, aquí estamos dando la cara, somos Guerreros y gracias por su apoyo", puntualizó.

JFR