Lágrimas de Izquierdoz, en memoria de su padre

El Capitán de Santos, Carlos Izquierdoz, aseguró que no se avergüenza de las lágrimas que soltó en el programa "Somos Santos", pues pasa por la muerte de su papá, además del mal momento del equipo.

Carlos Izquierdoz, Capitán de Santos, aseguró que su sentimiento hacia el equipo es real.
Carlos Izquierdoz, Capitán de Santos, aseguró que su sentimiento hacia el equipo es real. (Aldo Cháirez Villegas)

Torreón, Coahuila

El capitán de Santos Laguna, Carlos Izquierdoz, aseguró que el sentimiento expresado por todo el equipo la noche del lunes, durante el programa "Somos Santos", es auténtico, pero de nada habrá servido esa dinámica si no se logra plasmar en la cancha y con resultados.

El defensa argentino indicó este martes en conferencia de prensa lo siguiente:

"Yo convivo con todos y no creo que haya mala relación, simplemente sirvió para que cada uno de nuestros compañeros sepa lo que siente la otra persona, de esa manera lo asimile".

"Es verdad. Quieran o no, por más sentimiento que expresemos, por más palabras que digamos, lo que más importa es lo que hagamos en el campo y lo único que nos llena a todos es eso".

"La convivencia estuvo buena, por ahí me tocó desahogarme, me han tocado vivir momentos difíciles, falleció mi papá, él amaba el futbol y me enseñó a amarlo de esa forma".

"Por ahí fue un momento duro, me habría gustado estar con él para poder compartir un montón de cosas y me diera su lado positivo de las cosas, así que fue un poco de desahogo por eso, se mezclan cosas por las que he pasado".

"Pero principalmente era hablar de ese tema, uno no quiere verse de esa manera, porque no nos gusta, por más que el sentimiento a veces es más fuerte que uno y no lo pudiera controlar".

"El desahogo fue grande, no me avergüenzo ni nada por el estilo, porque es lo que siento, amor por mi papá. Después, nada, fue bueno para que sepan que estamos todos unidos, que nos molesta esta situación y queremos revertirla cuanto antes".

"Nos estamos matando para eso e, insisto, lo único que sirve es hacerlo en la cancha, que se haya visto el compromiso de todos y no porque yo haya derramado algunas lágrimas, significa que yo siento más los colores del equipo, no es así, mis compañeros están igual de dolidos que yo, lo que pasa es que nos expresamos de distintas formas".

"Que quede bien claro, estamos todos en las mismas, con el sentimiento y eso va a hacer que afrontemos los próximos partidos de una forma que vean que ese guerrero que quiere la afición".

"Que se refleje y el compromiso es ese, que se demuestre con resultados, porque es lo único que sirve, de lo contrario todo lo que hablamos no sirve de nada y a la afición no la llenas".

"Queremos llenar a la afición, a nosotros mismos, para tomar confianza, salir de esta mala racha que nadie quiere".

Dijo que está en los jugadores revertir y entregar alegría a la gente, por eso, "lo de ayer fue un poco reflejar que no estamos satisfechos con lo que estamos haciendo y que lo que ocurre en la cancha y los resultados nos duelen".

Señaló que con Tijuana se vio una mejoría, pero en el resultado no se reflejó, así que ahora están ante una parada en Querétaro, que se hace difícil, "pero trabajando unidos vamos a revertir la situación".

Cuestionado acerca de si el vestidor está dividido, 'Cali' respondió: "El equipo está unido, por ahí salió que discutieron Marche y Jona, es porque queremos ganar, como en cualquier familia, pero después nos damos un abrazo y nos pedimos disculpas, eso lo garantizo".

Ahora, dijo, lo que les ocupa es terminar decorosamente, pues quedan 6 fechas y hay que pensar en el próximo partido, no en ganar todos para entrar a liguilla o que si quedan eliminados en caso de perder el siguiente ante Gallos.

"Hay que ir paso por paso, lo importante es sumar puntos, vamos ante un rival necesitamos como nosotros y a eso apuntamos".

Izquierdoz considera que este mal momento que viven se deriva de situaciones propiciadas más que nada por los jugadores.

"Se dieron muchas situaciones particulares desde el principio, obviamente nosotros somos los responsables de lo que nos toca, la verdad los técnicos nos entregan las herramientas, son profesionales, pero es por bajo nivel de jugadores".

"Porque tomamos malas decisiones dentro del campo de juego, porque está en cada uno corregir, tener auto crítica, analizar y tirar todos para un mismo lado, matarse por el compañero, en esto lo que saca a flote es trabajo y unión".

Y aunque se señala el constante cambio de jugadores como uno desajuste en el cuadro, el capitán santista expuso lo siguiente:

"Es verdad. Quieran o no, por más sentimiento que expresemos, por más palabras que digamos, lo que más importa es lo que hagamos en el campo y lo único que nos llena a todos es eso".

"Me tocó estar con Araujo desde hace rato, lamentablemente se lesionó, se está recuperando, pero a mi entender los chicos tiene cualidades para suplirlo, ya le tocó a Kristian, hicimos un trabajo muy bueno".

"Contra Monterrey fue malo el trabajo de toda la línea defensiva y le tocó salir a él, ahora con Tijuana jugó Caicedo en lo que fue su debut, hizo un buen juego aunque en los goles pudimos hacer un poco más, pero los cambios son normales cuando los resultados no se dan".

"Para mí lo mejor es tener el mismo equipo en todas las fechas, porque significa que el equipo está funcionando, pero la realidad es que no ha sido así, se prueban variantes, el técnico en cada entrenamiento ve quién está mejor y toma la decisión".

Luego insistió en que no está fracturado el vestidor, pues "yo convivo con todos y no creo que haya mala relación, simplemente sirvió para que cada uno de nuestros compañeros sepa lo que siente la otra persona, de esa manera lo asimile y entienda que estamos todos en la misma y que quien esté en algo distinto entre en esta sintonía".

Por lo pronto, Santos Laguna trabajó este martes bajo la lluvia, una práctica donde se pudo apreciar buen ánimo de todo el equipo, con mucha disposición a las indicaciones del técnico José Manuel de la Torre.

JFR