Zubeldía se despide de la afición Guerrera

El ex DT de Santos Laguna, mediante un comunicado de prensa dedicó unas palabras a la gente de Torreón, dijo sentirse triste por el abrupto adiós y agradeció el cariño brindado al Cuerpo Técnico.

Luis Zubeldía dedicó una carta de despedida a la afición de Santos Laguna.
Luis Zubeldía dedicó una carta de despedida a la afición de Santos Laguna. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

En un comunicado de prensa, el ex técnico de Santos Laguna, Luis Zubeldía, manifestó su sentir tras haber sido cesado del cargo.

Su comentario fue el siguiente: "Es difícil encontrar la manera de despedirse, ya que todo lo que hagamos, seguramente será insignificante en comparación al afecto, calidez y amor que recibimos como cuerpo técnico en estos 9 meses por todo el pueblo Lagunero".

"Pero no queríamos irnos sin que supieran de nuestro afecto por todos ustedes".

"Nos sentimos muy tristes por no poder compartir más tiempo juntos, pero sepan que dimos el máximo".

"Lamentamos mucho los distintos sucesos ocurridos, que nos impidieron avanzar rápido con la acumulación de puntos, pero el show continúa".

"Jamás hubiésemos imaginado este final después de haber tenido un primer semestre óptimo, en donde clasificamos entre los primeros 8 equipos de la Liga MX".

"Además, no teníamos dudas de que el plantel estaba en pleno proceso de crecimiento".

"Gracias a todos los jugadores que nos tocó gestionar, ya que cada uno de ellos es una página de un libro interminable que constituye nuestra formación profesional".

"También, queremos agradecerle a cada una de las personas que trabajan de manera incansable en las distintas áreas del TSM."

"Siempre nos ayudaron a poder adaptarnos a la nueva ciudad, nos recibieron con mucho afecto y nunca dejaron de alentarnos, aunque los resultados no fueran los deseados".

"Por último, le mandamos un abrazo enorme a toda la región Lagunera, llena de personas hermosas, amables, que nos hicieron sentir, no sólo a nosotros sino también a nuestras familias, como si estuviéramos en casa. Y como bien dicen ustedes: ¡¡¡Un guerrero nunca muere!!!".

JFR