La falla está en los jugadores: Molina

Tras el mal paso de Santos Laguna y el cese de Luis Zubeldía, el nacido en Sonora aseguró que es momento de salir del bache y de la mano del "Chepo", conseguir los 3 puntos en el Azul.

Jesús Molina, mediocampista de Santos, aseguró que el equipo buscará la victoria contra Cruz Azul.
Jesús Molina, mediocampista de Santos, aseguró que el equipo buscará la victoria contra Cruz Azul. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Jesús Molina lamentó que las fallas de los jugadores hayan desencadenado en la salida del técnico Luis Zubeldía, así que consideró necesario volver a las bases para que Santos Laguna de a poco comience a salir a la superficie.

"Tomé una actitud negativa, porque tengo una familia que me regaña cuando hago algo así, pero no hubo una agresión tampoco, es algo que le puede pasar a cualquiera".

"Nos tomó por sorpresa que cesaran a Luis (Zubeldía), algo que decide la directiva y tenemos que asumir, ahora llega un técnico capaz, que ha obtenido campeonatos, ha dirigido a Selección y tiene su mérito para sacar al equipo adelante".

"Desgraciadamente no lo pudimos hacer con Luis, una gran persona, con nuestro rendimiento no pudimos levantarlo, porque él da una idea y nosotros somos responsables de este mal momento".

"Desafortunadamente cortan por el lado más delgado del hilo, ahora hay que dar vuelta, hacer caso a las indicaciones para salir de esta mala racha, pero el equipo debe ser consciente del mal momento y tener capacidad y personalidad para salir de esto", expuso.

Desde su perspectiva, lo que falló con Zubeldía fueron resultados, "por una u otra circunstancia, los rivales llegan una o dos veces y las meten, nosotros llegamos más y no la metemos".

"Además hay errores muy marcado en zona defensiva, como fue ante Morelia, errores puntuales, pero todo recae en el jugador, estamos bastantes grandes para hacernos cargo de la situación, no podemos darnos el lujo de perder más puntos".

"El sábado debemos salir a ganar aunque sea un rival difícil, sólo hay que pensar en ganar".

Espera que se vea a un Santos diferente, "no queda de otra, hemos trabajado poco con Chepo, se trabajó una idea, nos dice lo que quiere del equipo, con limitaciones y habilidades, pero se tiene que adaptar a lo que hay".

"El equipo quiere salir de esto, a ninguno nos conviene estar así, nuestras familias viven de resultados, nuestra carrera se apuntala dependiendo de los resultados", dijo.

El sonorense afirmó que están pensando en liguilla, "tenemos que creer, si no, pasa lo que vivimos ahora, porque cuando no hay resultados lo anímico está mal, necesitamos de un triunfo para apuntalar y pelear".

"Cruz Azul es buen parámetro, porque es un equipo que tiene jerarquía, además de que estará en su casa. Partiendo de ahí es ir paso a paso, hay muchas jornadas para buscar conseguir la mayor cantidad de puntos y pensar en liguilla".

Mencionó que tanto Santos como Cruz Azul pasan por mal momento, ambos necesitados de puntos, lo cual los llevará a hacer un buen partido, por eso señala que deben ir con esa necesidad de ganar, ser inteligentes, sin tirarse a la borda, manejar los tiempos, no sacarse de la cabeza que hay que ganar.

Por lo pronto, Jesús ve a su equipo más tranquilo, sobre todo él en lo particular, sobre todo después de la bronca que tuvo con Saldívar, jugador de Chivas, al final del partido.

"Hubo impotencia, sobre todo por perder en casa ante nuestra afición, en lo personal tomé una actitud que no debe tener uno, debo ser un ejemplo, hace mucho no me pasaba algo así, pero la impotencia y desesperación me envolvió".

"Nos tomó por sorpresa que cesaran a Luis (Zubeldía), algo que decide la directiva y tenemos que asumir, ahora llega un técnico capaz, que ha obtenido campeonatos".

"Tomé una actitud negativa, porque tengo una familia que me regaña cuando hago algo así, pero no hubo una agresión tampoco, es algo que le puede pasar a cualquiera, por eso debemos tener estabilidad emocional dentro y fuera de la cancha".

"Saldívar es buen jugador, hay calentura de todos los jugadores, en los tiros de equina había manoteo, palabras, traíamos a un pique pero no pasó a mayores, pedí perdón a la afición y al jugador, que es joven con mucho futuro y como mexicanos tenemos que apoyarnos".

Ahora espera que en lo emocional mejore el equipo tras pasar situaciones como la partida de Diego González, el tema de Marchesín y Boca, lesión de Hinestroza y luego de Marche, termina de portero Jonathan y luego les expulsan Araujo y a Agustín.

"Son situaciones poco comunes, no se dan siempre, pero hay que adaptarnos a las circunstancias, tener estabilidad emocional y demostrar de nada sirve hablar, a mí me gustaría no hablar fuera, sólo dentro de la cancha".

JFR