¡Malditos postes!

Santos Laguna es el primer equipo de México en solicitar a la Federación cambiar los postes de las dos porterias del estadio Corona.

Javier Orozco
Javier Orozco (Mexsport)

Torreón

Javier Orozco no debió de pensar jamás que sus infortunios harían que su club, el Santos Laguna, fuera el primer equipo de fútbol de México en solicitar a la Federación azteca cambiar los postes de las dos porterías de su estadio Corona.

Esta historia tiene su origen el 1 de febrero de este año. Ese día, los guerreros se enfrentaban al Toluca. En dicho encuentro, Chuletita Orozco marcó las dos únicas dianas del choque. Aunque en el segundo gol (minuto 35), su cabeza golpeó contra uno de los postes, dejándole herido en el césped.

A pesar de que siguió en el campo, solo aguantó cinco minutos más hasta ser sustituido. Posteriormente se diagnosticó que Orozco había sufrido una contusión cerebral tras impactar con la región parietal de su cabeza. El goleador estuvo de baja casi un mes. Regresó para jugar un partido oficial el 28 de febrero.

El goleador del equipo de Torreón volvió a vivir la misma experiencia en su propia piel, al estrellarse de nuevo contra uno de los postes del Corona el 5 de agosto, aunque esta vez, el resultado aún fue peor.

En esta oportunidad, tras impactar su rostro con otro de los postes no solo sufrió una lesión, sino ¡cuatro!: rotura del tendón del cuarto dedo de la mano derecha, puntos de sutura en la barbilla y en el labio superior y pérdida de un diente.

En esa oportunidad, el Santos Laguna se enfrentaba al Atlético San Luis por la Copa (0-0). A pesar de ello, tres días después, Chuletita jugaba en Liga ante el Querétaro y marcaba.

Mala suerte

"Voy a seguir luchando, y si vuelvo a estrellarme no pasa nada, seguiré como siempre. No me preocupa que me digan que soy torpe por golpearme con los postes. No cambiaré mi estilo por esto que me ha pasado. Creo que si no hubiera sucedido nada de esto se estaría hablando de esta situación. Tuve la mala fortuna de que me pasó dos 2 veces.

Por ese motivo, los directivos del equipo guerrero solicitarán a la FMF sustituir sus actuales porterías las que están instaladas en la actualidad en los estadios de México no amortigüan los golpes, al ser de acero común por otras de aluminio y PVC, las mismas que se utilizan en los feudos de los países europeos, con el único fin de cuidar la integridad de los jugadores.

"El fútbol tiene que ir progresando y mejorando para nuestra seguridad, y buscando nuestro porvenir. Hay que ir evolucionando y nos estamos pareciendo mucho a Europa, donde el fútbol mexicano está sobresaliendo y eso es muy importante para nosotros. Tuve la mala fortuna de que me pasó solo a mí y es cuestión de los directivos cambiar o no. Tengo conocimiento de que esto no le pasó a ningún otro jugador. Espero que no vuelva a sucederme", explica el mexicano.