Lanús llega cansado

De mal humor y con caras largas fue como arribó el equipo argentino a territorio lagunero, después de un viaje que se tenía programado desde las 11 de la mañana y que se retrasó hasta casi 3 horas.

Torreón, Coahuila

Tras un viaje bastante complicado, el Atlético Lanús llegó a la Comarca Lagunera con un cansancio notable en el rostro de los jugadores, quienes sin ánimo, se negaron a hacer comentario alguno.

Los jugadores requeridos dijeron que estaban cansados y las complicaciones en el viaje los tenían de mal humor, pues recorrieron cerca de 8 mil 221 kilómetros.

La llegada del cuadro argentino estaba prevista a las 11:00 de la mañana, pero un contratiempo en la ciudad de México los obligó a esperar en la terminal capitalina hasta después del medio día.

Lanús no podrá contar con Santiago Silva, que está suspendido, Lucas Melano por lesión y Jorge Pereyra Díaz por estar cerca de ser vendido a Malasia.

Con caras largas y uniformes negros, con granate y blanco, los jugadores de Lanús se pasaron de largo ante las peticiones de los medios de comunicación laguneros por conseguir una entrevista y se dirigieron al hotel.

El técnico Guillermo Barros señaló que fue un viaje pesado, por lo tanto sus jugadores llegaron imposibilitados de hacer comentario alguno, pero aseguró que ya estaban listos para ir en busca del pase a Cuartos de Final de la Copa Libertadores.

Dijo que por la hora del partido, espera que el fuerte calor no afecte a sus jugadores, pues sabe que se registran temperaturas de hasta 34 grados, por tanto confía en un buen rendimiento de su equipo.

Guillermo Barros aseguró que no saldrán a especular con el resultado, ya que les puede costar caro, “si te retrasas, con el mínimo error ellos te pueden convertir y luego sería difícil ir a buscar la igualdad, por eso es mejor si nosotros nos podemos poner en ventaja, seguro que será un buen espectáculo".

De su equipo expuso que está evaluando si presenta el clásico 4-3-3 o cambia a un 4-4-2, que es muy probable, para presionar en la mitad de la cancha y porque algunos delanteros no están al cien en lo físico.