“Quiero ser un referente”: Jesús Molina

Jesús Molina desea convertirse en un jugador constante en la selección nacional camino a Rusia 2018, aunque tiene clara la competencia que hay

Jesús Molina ha brillado con Santos
Jesús Molina ha brillado con Santos (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La autocrítica es el eje rector del crecimiento profesional del defensa de Santos Laguna, Jesús Antonio Molina Granados, quien bajo esos preceptos trabaja día con día para convertirse en un referente no solo de su club, sino de la selección nacional para alcanzar ese sueño de jugar una Copa del Mundo en Rusia 2018.

Ese camino se ha comenzado a construir con su nominación en la lista de seleccionados por el estratega colombiano Juan Carlos Osorio, para los partidos de la eliminatoria mundialista ante el representativo de Canadá, los próximos 25 y 29 de marzo a jugarse en Vancouver y Ciudad de México, respectivamente.

A casi seis años desde su primera aparición en el Tricolor cuando fue llamado en marzo de 2010 por el entonces seleccionador Javier Aguirre, Molina Granados ha corrido con poca fortuna para poder consolidarse vistiendo la playera del seleccionado tricolor, pues no fue llevado a los Mundiales de Sudáfrica 2010 ni Brasil 2014.

Tres veces campeón en la Liga MX, dos con América y una con Santos, fue parte del equipo encabezado por Miguel Herrera que jugó el repechaje contra Nueva Zelanda, y también se quedó en la preselección para la Copa Oro de 2015, esos detalles son, en especial, una espina para su carrera.

“Gracias a Dios he tenido constancia en los últimos años, he sido un jugador que no ha bajado los brazos, he trabajado para ganarme mi lugar. Me entrego día con día y creo que esa constancia de estar jugando partido tras partido, eso me ha dado un poco más de madurez y experiencia”, sostuvo el defensor surgido de los Búhos de Hermosillo FC, de la Segunda División Profesional.

“Todos los días busco mejorar, creo ser un futbolista que pese algunas debilidades técnicas, les puedo jugar por aéreo es algo que manejo, puedo jugar por ahí de central, son cosas que creo han podido motivar al actual cuerpo técnico de la selección para convocarme”, sentenció.

Molina Granados, quien suma los 900 minutos jugados por Santos Laguna en el Torneo Clausura 2016, también es consciente de que hay varios puntos que debe pulir, pero que son parte de los retos que tiene. “Quiero ser un jugador más rentable y esperemos Jesús Molina ha brillado con Santos que me pueda seguir agarrando de estas oportunidades de selección. Creo que la autocrítica es importante en mi crecimiento, porque soy muy exigente conmigo, en parte es bueno en parte es malo, pero mi carrera ha sido siempre ha sido así remando contra corriente, pero el trabajo me ha sostenido”, comentó del otro lado de la línea telefónica el jugador de casi 28 años.

Con 270 partidos disputados en la Primera División desde su debut con Tigres en el Torneo Apertura 2007, el nacido en Hermosillo, Sonora cree que su realidad y crecimiento dentro de la cancha será fundamental para seguir avanzando en su andar con el Tricolor: “Han sido pocos los partidos que me he perdido y creo que eso habla del trabajo diario, no ha sido fácil y sé que hay jugadores obviamente de mucho nivel y capacidad en mi posición. Pero estoy en una edad donde mi madurez futbolística se debe notar aún más”.

¿Esa madurez te podría convertir en un referente de la selección?
Es la intención. Estoy en una etapa donde he madurado y donde ya quisiera estar consolidad en selección, creo que en la Liga me he consolidado.

¿Debemos entender que vas por todo al Tricolor?
Creo que sí, ya llegó la hora de aportar mi granito de arena en la selección. Me puedo sostener y ser un jugador importante y un referente de la selección. Aquellos minutos que jugó Jesús Antonio Molina Granados contra Nueva Zelanda al ingresar de cambio por Oribe Peralta son parte de su pasado, pero también la motivación que le ha dado la fortaleza para jamás dejar de luchar por estar siempre en la mira del Tricolor.