Ahora es Guerrero de Honor

Oswaldo Sánchez fue inmortalizado en el Estadio Corona, colocó su fotografía más emblemática en el Auditorio Orlegui, junto a la de Rodrigo Ruiz.

Torreón, Coahuila

Oswaldo Sánchez fue inmortalizado en el Estadio Corona, al ser nombrado Guerrero de Honor, su nombre brillará al lado de otras figuras emblemáticas que han formado la historia de Santos Laguna.

El homenaje al ex capitán santista se realizó previo al partido entre Santos y Veracruz, primero con una distinción que sólo pocos jugadores han recibido, como es la colocación de su fotografía más emblemática en el Auditorio Orlegui, donde poco después de las 19:00 horas arribó el guardameta recién retirado de las canchas de México acompañado por su esposa e hijos.

Fue el presidente del equipo, Alejandro Irarragorri, quien le dio la bienvenida y luego mencionó en su breve discurso el motivo del reconocimiento.

Oswaldo fue muy preciso en sus palabras, en las que elogió al directivo y desde luego a la institución, de la cual dio sentirse orgulloso por todos esos años que la representó y defendió sus colores.

“Agradezco a la directiva por todas estas muestras de cariño y que me harán inmortal en esta ciudad que quiero tanto. Ya lo había dicho, soy un tapatío muy lagunero".

Su fotografía, donde aparece alzando el trofeo de campeón, fue colocada junto a la de Rodrigo Ruiz.

Cerca de las 19:40 horas, bajo una lluvia pertinaz, el Club Santos le reconoció en la cancha del estadio que para entonces registraba una baja entrada.

Vestido de negro, con gabardina, Oswaldo, flanqueado por Alejandro Irarragorri y Alberto Canedo, escuchó atento el conteo regresivo para la develación de su nombre en la zona de palcos del estadio, al lado de Rodrigo Ruiz.

Tras recibir la escultura emblemática que se otorga a cada Guerrero de Honor, el guardameta fue despedido por los pocos aficionados ahí presentes, en una noche fría que marcó este momento tan especial para el jugador como para Santos Laguna.

Muy emocionado, el guardameta expresó su agradecimiento: “Me siento alagado con las muestras de cariño de toda la región lagunera, de toda la comarca, porque a donde quiera que ha pasado mi camino después de decidir retirarme del futbol mexicano, he recibido muchas muestras de cariño de felicitación que se queda en el corazón”.

“Agradezco a la directiva por todas estas muestras de cariño y que me harán inmortal en esta ciudad que quiero tanto. Ya lo había dicho, soy un tapatío muy lagunero y me siento contento y honrado de haber tomado esa decisión hace 8 años de llegar a esta tierra donde todo era incierto, donde había muchas ilusiones, muchas metas y que con el tiempo se hayan vuelto realidad”.

Ahora es aficionado al Santos

Oswaldo dijo que ahora está en otra etapa, “apoyaré como aficionado, seguiré viviendo aquí en Torreón con muchos proyectos por delante y que más adelante en su momento se darán a conocer”, expuso.

Luego añadió: “Ahora es raro venir a este estadio y pisarlo como aficionado. Es la primera vez que vengo después del anuncio de mi retiro y es raro.  Siempre soñé y quise estar entero cuando estuviera en mi retiro, era mi ilusión poder estar en una institución grande que reconociera mi trabajo, me siento contento con toda la región. Agradezco a todos por su recibimiento estos ocho años, por las muestras de cariño tan importantes para mi humilde persona”.

Por ahora sólo quiere disfrutar este tiempo, pues “es momento de análisis, de replanteo familiar, de planes a largo plazo, en su momento lo sabrán, soy hombre de futbol y seguramente me verán dentro de él muy pronto”.

Al Santos su mensaje fue: “Les deseo suerte a los nuevos compañeros, que tengan grandes hazañas".

Expresó que se siente muy tranquilo, dijo quería jugar un año más, que eso era lo que estaba planeado, pero con las circunstancias que se dieron indicó decidió en conjunto con su familia no aceptar las propuestas que había para jugar en otras parte, “porque primero yo quería quedarme en la ciudad, segundo porque mis hijos están contentos y cómodos en esta región”.

Indicó que ya le tocó jugar de todo, que siempre quiso retirarse en un momento importante de su vida, de su carrera, donde él fuera quien dejará al futbol y no que el futbol a él. “Soy un tipo que la vivió todas, tuve la fortuna de ser seleccionado sub 20, sub 23, mundialista sub 20, Olimpiadas, Panamericanos, Copa Oro, Copa USA, Copa América, Copa Libertadores, 3 Copas Merconorte, todas las que me quieras decir, gracias a Dios.  Soy un tipo que no se quedó con ganas de nada dentro del futbol”.

Agradeció  a toda la gente que siempre me lo ha apoyado en los cinco equipos en los que estuvo, Atlas, América, Guadalajara, Santos y la selección nacional dijo porque siempre le reconocieron su trabajo y eso lo halaga, lo llena de gran satisfacción y de gran orgullo.

Sánchez Ibarra dijo que es prematuro pensar en algo más. “Hay algo entre la directiva y yo y poco a poco se darán cuenta de que se trata y seguiremos dentro del futbol, tengo muchos planes, muchas ilusiones y mi vida futbolística terminó pero no mi etapa en el futbol no ha terminado”.

Al Santos su mensaje fue: “Les deseo suerte a los nuevos compañeros, que tengan grandes hazañas, porque este equipo está acostumbrado a sufrir y ganar, a gozar, que puedan ganar muchos campeonatos, tengo muchos amigos dentro del equipo y cuentan conmigo para lo que necesiten. Soy un tipo de 41 años y medio, me siento pleno, feliz, a gusto para disfrutar grandes cosas en mi vida deportiva”, concluyó.