La afición no perdonó a Giovani Dos Santos

Algunos le ofrecían bebidas, brindaban cuando se acercaba a las bandas. Gio no pudo hacer nada ante la embestida de los albiverdes y trató de echarse al equipo al hombro.

Giovani Dos Santos no brilló y sintió la casa del dolor ajeno.
Giovani Dos Santos no brilló y sintió la casa del dolor ajeno. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Giovani Dos Santos vivió un auténtico partido como visitante en el Estadio Corona, donde los aficionados no dejaron pasar la oportunidad de presionar al jugador haciendo alusión a su fama de amante de la fiesta.

Desde que el sonido local lo presentó en la alineación del Galaxy, de inmediato se escuchó la rechifla y así continuó cada vez que el mexicano tocó el balón.

Algunos le ofrecían bebidas, brindaban cuando se acercaba a las bandas. Gio no pudo hacer nada ante la embestida de los albiverdes, trató de echarse al equipo al hombro, pero ni con el apoyo de Steven Gerrard consiguió hacer daño, ni cuando tuvo su remate con la cabeza a corta distancia.

Ahí fue donde el camiseta 10 del Galaxy supo quién era Agustín Marchesín. La afición hizo la ola, celebró durante el partido, porque le estaba gustando su equipo y con goles no había más por pedir.

Así se disfrutó el partido en la tribuna, donde hubo un reducido grupo de seguidores del equipo de la MLS.

OSORIO ESUVO EN EL PALCO

Juan Carlos Osorio estuvo presente en el partido, dando seguimiento a los jugadores de Santos: Néstor Calderón, Jesús Molina, Néstor Araujo y Ulises Dávila, así como a Giovani Dos Santos.

El estratega de la selección nacional mexicana se reunió con directivos del equipo albiverde y visitó a los equipos Sub 13 y Sub 14, con quienes charló y alentó a seguir esforzándose para que algún día puedan llegar a formar parte de un representativo nacional.

STEVEN GERARD, OVACIONADO

Steven Gerrard, fue ovacionado en su presentación en el TSM, recibió muestras de respeto por parte de la afición lagunera, que una vez más tuvo la oportunidad de ver jugar en su casa a una gran figura.

El jugador respondió agradecido, lo mismo el irlandés Robbie Keane, quien regaló su playera a un aficionado al fin del calentamiento.