Formación sin géneros

Santos Laguna ejerce desde sus entrañas con el ejemplo de la pluralidad, para hacer del futbol un deporte integral; en la Anáhuac tiene a su cantera

Ciudad de México

El futbol no conoce de géneros. Se disfruta y se sufre por igual. Esta situación se aprecia en distintos escenarios, en diferentes plataformas, como en el Centro de Formación de Santos Laguna, en Santa Fe.

Ayer, algunos jóvenes, incluidas un par de señoritas, entrenaron bajo la mirada de sus ídolos del primer equipo, con la intensidad habitual, de la misma manera que lo hacen siempre.

“El Centro de Formación es un proyecto que no conoce géneros, que trata de brindar herramientas para fortalecer a los jóvenes en todos los sentidos; el área femenil es muy fuerte en esta categoría para Santos, viene creciendo y ahora que existe un plan para la Liga Femenil por parte de la Liga MX, se abriría una oportunidad en este sentido”, comentó Alberto Canedo, vicepresidente del club.

Su nombre es Fernanda Yitani Gallegos y esboza una sonrisa amplia, de par en par. Juega de contención, mete fuerte la pierna, pese a su delicada imagen; admira a Zlatan Ibrahimovic por su forma de jugar y expresarse fuera del campo; le gustaría ser profesional y por ahora, se entrena en el Centro de Formación de Santos, para perfeccionar su estilo. Su familia la apoya.

“Aquí me siento como en casa, es como mi familia; me gusta mucho el futbol y le voy a Santos y al Barcelona. Ojalá que en el futuro tenga la oportunidad de que el futbol sea mi profesión; mi hermano juega en Tercera División (también con Santos), por lo que mis papás nos apoyan y eso es lo mejor de todo”, comenta.

Zita Chao Lara, a diferencia de Fernanda, es más reservada, se cohíbe con el tema de la entrevista, pero le hace frente al reto. Se desempeña de mediapunta o de delantera y ante las porterías rivales no se achica, golpea fuerte el balón y piensa seguido en el gol; le gusta la tenacidad de Cristiano Ronaldo, pero también la técnica de Lionel Messi.

“Aquí me la paso muy bien y aprendo siempre algo. Es una experiencia padrísima. Le voy a Pumas, por mi familia y del futbol internacional, me gusta la selección brasileña. Me encantaría ser futbolista profesional”, reseña la atacante de los laguneros.

Ambas coinciden en que las oportunidades son escasas en cuanto a lo femenil se refi ere en el balompié profesional, pero no es motivo para rendirse, al contrario: con el uniforme de los Guerreros, piensan en grande y se animan a ponerse metas aún más amplias e invitan a más jovencitas a sumarse.

“Sé que es difícil, pero actualmente hay muchos lugares donde se puede ejercer esta profesión como mujer; así como yo sé que hay muchas niñas”, sentencia Fernanda; “Hay talento y estoy segura que solo hace falta un poco de oportunidad para que se consigan romper barreras”, recomienda Zita.

MOTIVO DE ORGULLO

Con instalaciones en la Universidad Anáhuac de Santa Fe, el Centro de Formación de Santos Laguna es motivo de orgullo para la directiva del primer equipo y también funciona como una red de captación de talento, para nutrir a las divisiones de los verdiblancos.

“Dimos un gran paso al abrir este centro; es una oportunidad para captar jugadores, pero también una situación integral, de formación”, dijo Alberto Canedo.