Campos de golf 'reverdecen' pese a adversidades

El club Campestre Gómez Palacio repuntó tras apoyo de inversionistas locales y del gobierno del Estado, mientras que el de Torreón se ha mantenido en constante crecimiento.

Campo de golf del Country Club Laguna, considerado uno de los mejores se recupera.
Campo de golf del Country Club Laguna, considerado uno de los mejores se recupera. (Alejandro Alvarez)

Torreón, Coahuila

Algunos días de incertidumbre se vivieron tras el anuncio del cierre del campo de golf del Country Club Laguna, debido a los problemas legales por los que atraviesa y que impiden su desarrollo.

Pero afortunadamente, las negociaciones entre las partes involucradas han dado marcha atrás al cierre y continúa operando de manera regular.

Esa situación provocó la desbandada de decenas de golfistas que habitualmente juegan ahí, el cual cuenta con un diseño PGA, que en su creación fue considerado como uno de los más modernos del país y con gran futuro, no sólo para el desarrollo deportivo, sino también inmobiliario.

Algunos de los socios emigraron a los otros clubes que hay en la región y ahora la misión será retomar la confianza.

Diseñado por Robert Von Hagge, se localiza en la Autopista Torreón - San Pedro, kilómetro 9, cuenta con 18 hoyos, es par 72 y mide 7,580 yardas.

En 2003 fue considerado por la revista Golf & Tournament como uno de los mejores, con su clasificación PGA Championship que ofrece grandes retos a los jugadores.

Tiene además de una isla, gimnasio, sauna, snack bar, restaurante, canchas de futbol, tenis, alberca, squash, basketball, raquetball y salones para eventos.

Desde sus comienzos estuvo marcado por los problemas legales por parte de los inversionistas, un problema añejo que se vive hasta la actualidad y derivó en el anuncio de cierre del campo de golf, entre el actual propietario del club y campo de golf, Juan José Fernández y el propietario de la parte inmobiliaria, Aldo Díaz.

Desde la llegada de Juan José, la tendencia del este club antes llamado Los Azulejos, ha sido rescatar todas sus áreas.

Ha sido notable la baja que registró desde el comienzo de los problemas legales y se observan casas habitación que se quedaron en obra negra y el estado del campo de golf se fue a la baja, alejando a muchos socios.

Poco a poco se ha ido recuperando, sin embargo, el desarrollo no ha sido suficiente para tener un club y un campo de golf en las mejores condiciones, ya que son pocos los socios.

En 2003 fue considerado por la revista Golf & Tournament como uno de los mejores, con su clasificación PGA Championship.

Para lograr la recuperación ha sido necesario solucionar algunos temas pendientes en la parte legal de los terrenos, para lo cual se ha requerido de manera reiterada la respuesta de Aldo Díaz.

Al no tenerla se decidió anunciar al cierre del campo, como medida de presión para que las partes se sentaran a negociar y llegar a un acuerdo.

Para fortuna de todos los que forman parte de ese club, en una reunión reciente se llegó a un acuerdo que permite al Country Club Laguna seguir operando.

Juan José Fernández destacó la disposición que tuvo Aldo Díaz de cumplir con algunas peticiones.

“Aldo fue notificado y hemos ido liquidando problemas, creo que de los 280 socios que teníamos podremos salvar a unos 220 o 240, ya hablamos con la mayoría y hasta el momento tenemos a unos 80 que se han dado de alta nuevamente con nosotros”, expuso.

Juan José dijo que una muestra de que las cosas vuelven a la normalidad es que a partir del lunes se aplicará fertilizante al campo de golf y se espera que en un mes se hayan logrado mejoras importantes.

Algunos de los socios emigraron a los otros clubes que hay en la región, incluido Montebello que es el que menor actividad registra debido a la poca cantidad de miembros.

Ahora, la misión será retomar la confianza de quienes alguna vez pertenecieron a este club, que busca captar a más socios para volver a ser lo que era en sus inicios, aunque quedan todavía temas por resolver.